Mantenga su carro como una uvita

Ningún carro funciona únicamente con hundir el pie en el acelerador y llenar su tanque de gasolina. Ellos también piden que los cuiden y los consientan. Aquí van unas recomendaciones para evitar que su vehículo empiece a deteriorarse.
Mantenga su carro como una uvita

1. Se recomienda hacer el cambio de aceite cada cinco mil kilómetros, o cuando la aguja muestre que el aceite del motor sale quemado y más negro de lo normal.

2. Siempre que revise los niveles de aceite (mínimo una vez al mes), aproveche para verificar el nivel de agua del tanque del radiador. Algunos automóviles utilizan agua para refrigerar el motor, pero en los modelos más recientes es frecuente el uso de líquido refrigerante, que tiene un funcionamiento mejor.

3. Revise también el líquido de frenos. Esto le permite constatar si existe algún escape en el sistema de frenado.

4. Verifique que sus llantas estén en buen estado. Mídales el aire cada 15 días y lleve su vehículo al menos una vez al año para alineación y balanceo. Examine también el desgaste de las llantas, si están lisas pueden dificultar la capacidad de maniobra y poner su vida en riesgo.

5. Las pastillas de los frenos también deben ser cambiadas después de un uso prolongado. Por lo general los carros tienen una señal que le indica que ya es hora de cambiarlas. Pero si escucha ruidos agudos y ensordecedores en sus ruedas, el mensaje es claro: cambie de pastillas y, de paso, revise la suspensión y los rodamientos.

6. A veces, el consumo de gasolina y el nivel de emisión de gases contaminantes pueden aumentar con el uso prolongado del motor. Por eso, es una obligación llevar el carro a sincronizar y a pasar los exámenes de gases una vez al año.

7. Si su carro no enciende, no prende luces o se apaga momentáneamente, es probable que sea tiempo de cambiar la batería. El ciclo de vida de una batería es aproximadamente de tres años.

8. Cuidar la tapicería y los interiores del vehículo no necesariamente es un motivo de estrés y sí habla muy bien de la dueña del carro. El tapizado de cuero es fácil de lavar, no se ensucia tanto y, con un poco de silicona, vuelve a brillar como si estuviera nuevo. Si el tapizado es de tela, utilice una espuma y jabón lavatapetes para quitarle las manchas y darle buen olor. También se recomiendan aromatizantes que le dan un toque de buen gusto a su auto.

9. Una buena lavada semanal es la mejor forma de proteger la pintura del carro y mantenerlo siempre pulcro y presentable. Mandarlo a polichar de vez en cuando y echarle cera especializada para cada color, le quita los rayones y evita el desgaste de la pintura. También se recomienda mandar a lavar el motor y la parte inferior del vehículo, al menos cada seis meses.

Temas relacionados