Carlos Vives, "cuando niño quería ser médico".

Mientras su nuevo disco Clásicos de la Provincia II rompe récords en ventas, el samario recuerda con CROMOS el folclor de su tierra y algunas estrofas de su vida.
Carlos Vives, "cuando niño quería ser médico".

> El clásico de la provincia que quedó por fuera.

Todos los que faltan.

> Un maestro de la provincia.

Pablo Flórez.

> Un vallenato para enamorar…

Mujer conforme, de Máximo Mobil.

> Uno para curar un despecho.

Momento de amor, de Fernando Meneses.

> ¿Qué tiene un clásico que uno nuevo no tenga?

Sobrevivir a los años.

> Un momento de amor.

Imposible, todos son inolvidables.

> ¿A quién le escribe cartas?

A mis hijos, a mis amigos, a mi familia.

> ¿Y a quién le escribe canciones?

Me inspira el amor, mi tierra, mis amigos, mis hijos, la historia y la geografia.

> Un amor platónico.

Todos los días se encuentra uno con amores platónicos.

> ¿Quiénes son las mujeres de su vida?

Ustedes saben.

> ¿Para qué sirve la fama?

Para servir.

> Un secreto para conquistar.

Los secretos son secretos.

> Lo más loco que ha hecho por amor.

El amor siempre nos pone a prueba. Hacemos cosas que nunca hubiésemos imaginado, pero hoy no estoy preparado para hablar de muchas de ellas.

> ¿En qué escenario sueña presentarse?

Siempre soñamos con regresar.

> Un ídolo.

Alfredo Gutiérrez.

> ¿Qué lo entristece?

Que se pierda el legado de los juglares.

> Y qué lo hace feliz.

La paz en mi tierra.

> Su libro favorito.

Son muchos, pero déjenme decirles uno: Tipacoque, de Eduardo Caballero Calderón.

> ¿Cuál canción suya le gusta?

‘Ninguna’, pero no confundirla con la de Jorge Villamizar.

> ¿Cuál no volvió a cantar?

La cumbia americana.

> Su palabra favorita

Estar de acuerdo.

> ¿Qué lo hace llorar?

La ausencia.

> ¿Su mayor defecto?

Vaya a saberse entre tantos.

> ¿Su mayor cualidad?

No sé si la tengo pero he luchado por la constancia.

> La expresión que más usa.

¡Ay hombe!

> El mejor consejo que le dieron y no siguió.

“No te vayas a correr a ese lugar tan solo que allá atracan”.

> ¿Qué le saca la rabia?

No atender los buenos consejos.

> ¿A quién le reza?

A Papá Dios.

> Su ritual antes de salir al escenario

Estoy junto a la banda, relajados, riéndome con Egidio que me regresa a lo fundamental.

> ¿Cuál es su otro talento?

Ta’ como lento.

> ¿Cuál momento de su vida borraría?

Ni los más difíciles. Respondo con una frase de Francisco Luis Bernárdez: “Lo que el árbol tiene de florido vive de lo que tiene sepultado”.

> Un trabajo que nunca desempeñaría.

El trabajo es una bendición.

> ¿Qué lo desvela?

Estar lejos de mis hijos.

> Un vicio.

Leer.

> ¿Qué momento de la historia le gustaría repetir?

Volver a nacer.

> La peor inversión de su vida.

No ha habido para hacer malas inversiones.

> Su mayor frustración.

El Rodadero.

> ¿Con qué sueña?

Con un polideportivo en el barrio Pescadito con escuela de fútbol, gimnasio, piscina y cafetería.

Un recuerdo de infancia.

Comiendo ciruelas montado en un palo en el patio de la casa en Santa Marta.

¿A qué le teme?

A una furia de mi Dios, a una escasez de mujeres y a que no nos pongamos de acuerdo.

¿Qué les envidia a las mujeres?

Con envidia de la buena, a esa capacidad de amar infinita.

¿Qué canción le hubiera gustado componer?

Tierra de cantores, de Carlos Huertas.

Su mayor extravagancia

La Tele.

Una noche romántica.

¿Cuáles noches románticas? ¡Con tanto trabajo!

¿Por qué lo regaña su esposa?

Por descuidado.

Temas relacionados