Mercedes Baquero

La mamá de "La niña Mencha", una apasionada por el diseño de modas, será uno de los jurados de los Premios Cromos de la Moda. Bella con estilo.
Mercedes Baquero

Un color ideal.

Blanco.

¿Qué colecciona?

Música salsa de todos los tiempos, con la asesoría de Martín y Margarita Rosa.

Su estación preferida.

La primavera. Tiene una connotación de nacimiento, de color, de olor.

¿En qué lugar del mundo le gustaría ver sus diseños?

En mi país. Me interesa el momento creativo.

¿Qué es la belleza?

Armonía con la naturaleza.

¿Qué parte de su cuerpo es la que más le gusta?

Definitivamente mis ojos.

¿Qué talla prefiere?

La mía, ocho.

¿Qué prenda le falta a su ropero?

Los zapatos deportivos que se me quedaron en un hotel en Contadora.

¿Y cuál le sobra?

Las pieles de mi época de reina.

Una tela ideal.

El lino. Me encanta que se arrugue con el uso, es una fibra viva.

Un diseñador.

Valentino. Es alta costura femenina e insinuante.

Una modelo.

Claudia Schiffer, me recuerda a Brigitte Bardot y su tinte de sensualidad.

La persona mejor vestida del país.

Aquella que se ve segura de lo que le gusta y lo que proyecta.

¿Y la peor?

La que se deja influenciar de otros para vestirse.

Una profesión en la que jamás se desempeñaría.

Contaduría pública.

¿Qué le hace falta a su casa?

Millones de cosas. Pero al mismo tiempo no me hace falta nada.

¿De qué se arrepiente?

De nada. Viví lo que tenía que vivir, y podré despedirme sabrosamente del mundo.

¿Cuántas veces al día se retoca el maquillaje?

Con frecuencia, no me gusta verme despintada.

¿Qué teme de la vejez?

La incapacidad. Mejor que me coja la muerte ayudando.

¿Qué le produce nervios?

Las entrevistas.

¿Cómo se desestresa?

Con la meditación.

Una meta.

Llegar activa hasta el final.

Tres deseos.

Tener salud, ser útil a los demás y ser feliz.

¿Qué cirugía le gustaría hacerse?

Ninguna, a menos que sea un tratamiento con láser.

¿Qué es lo mejor de los bogotanos?

Su sentido del humor.

¿Y lo peor?

Tener que aguantarse los huecos de las calles.

¿Qué le gusta que le regalen?

Perfumes.

¿Qué perfume usa?

Fresh Tangerine Lychee

¿Cuándo miente?

Cuando soy piadosa.

Su mayor cualidad.

Prefiero que la califiquen los demás.

Una lección de vida.

Mis tres hijos.

El momento más feliz de su vida.

Muchos.

¿Y el más triste?

Pocos.

¿Ante quién se confiesa?

No necesito confesarme.

¿Qué libro está leyendo?

La extraña, de Sándor Márai.

¿Con qué clase de ropa duerme?

Con camisetas.

¿Qué quería ser cuando niña?

Siempre quise tener algo que ver con el arte.

¿Qué les envidia a los hombres?

Nada, me encantan las cualidades de la mujer, soy feminista total.

¿Qué le da rabia de ellos?

Sus mentiras piadosas.

Un personaje público que no soporta.

No odio a nadie. Cada ser tiene su sitio en la historia y deben existir los buenos y los malos.

¿Qué locura ha hecho por amor?

No he tenido la necesidad. Mi vida amorosa ha sido muy tranquila y libre.

Una prenda que jamás se pondría.

Un strapless.

Algo que no puede faltar en una reunión de amigos.

La música de mi marido: la andina, la de los trovadores.

El peor negocio de su vida.

No sé de negocios. Por eso no tengo una industria de moda y mis diseños no se ven en las pasarelas.

Su mejor cliente.

Margarita Rosa de Francisco.

Un amor platónico.

Cada edad trae el suyo. Antes fue Marlon Brando, el de ahora es Barack Obama.

Temas relacionados