Miss Colombia habla de sus sueños y su vida

Horas después de recibir el título de Señorita Colombia, Natalia Navarro nos recibió en su habitación para hablarnos de sus sueños y su vida. Palabras de reina.
Miss Colombia habla de sus sueños y su vida

> ¿Quién gobierna su vida?

Mi alma y mi conciencia.

> Un héroe.

Mis papás.

> ¿Cuál es la manera ideal de ayudar a la gente?

Con acciones. No hablar tanto y empezar a actuar.

> ¿Cuándo se ganó su primer millón?

Ahorrando la platica que me daban en los cumpleaños.

> ¿Cuándo planifica su vida?

Cuando voy a comer. Tiene que ser la comida que quiero y como la quiero.

> Su objeto más preciado.

Mi baúl de cartas y recuerdos.

> ¿Qué la lleva a la gloria?

Los dulces.

> ¿A quién le daría las llaves de su corazón?

A nadie. Solamente yo puedo decidir quién entra y quién sale.

> ¿Cuándo cambia su carácter?

Tengo de todos los colores.

> ¿Cuál es el santo de su devoción?

Ninguno. Hablo con Jesús y con la Virgencita.

> El mejor paseo de su vida.

A Providencia con mi familia y mis amigos.

> ¿Qué parte de su cuerpo aseguraría?

Me gustan mis piernas.

> ¿Cuándo declaró su independencia?

Todavía no la he declarado. Como dice mi mamá: “Mientras estés bajo el techo de mi casa…”

> Su peor corchada.

Un examen sorpresa en bachillerato.

> Una mujer elegante.

Rania de Jordania.

> Una tradición para conservar.

Que pongan el Himno Nacional a las seis de la mañana y a las seis de la tarde en todo el país.

> Una cita a la que no faltaría.

A mi boda.

> ¿Qué la marea?

Leer en el carro.

> ¿A qué ritmo van sus sueños?

A muy buen ritmo.

> ¿Cuál es su mejor ángulo?

El de 73 grados… ja, ja, ja.

> ¿De dónde surgió su interés por participar en el reinado?

De la experiencia de dos amigas muy cercanas de mi mamá: Susana Caldas y Sandra Borda.

> ¿Qué quiere que recuerden de usted?

A una mujer que vivió con todas las ganas.

> Un lugar de Colombia que quisiera conocer.

El sur de Bolívar y el Cabo de la Vela.

> Una Señorita Colombia memorable.

Susana Caldas, tengo un recuerdo de ella muy positivo.

> Su primer vuelo en avión.

A los dos años, cuando fuimos a Disney con mis papás y mi hermano.

> Una canción para dedicar.

Le dedico a mi novio: “Qué precio tiene el cielo”.

> ¿En qué es experta?

En limpiar y organizar.

> ¿A quién le hace barra?

A los colombianos que sacan su berraquera y hacen las cosas bien.

> Un pecado para confesar.

Que en este momento no quiero pensar…

Un reto como Señorita Colombia.

El compromiso gigante que tengo con los colombianos de representarlos en Miss Universo. Es un honor de mucha responsabilidad.

Un recuerdo de la infancia.

Jugando “rin, rin, corre, corre”  en mi edificio con mis amigos.

Una compañera ideal en el reinado.

Juliana Robledo, de Bogotá, nos llevamos muy bien y espero que tengamos una amistad para toda la vida.

¿Cómo asumió los premios anteriores al de la coronación?

Los recibí con los brazos abiertos. Me dieron seguridad, me sentí más orgullosa y superé siempre mis expectativas.

¿Quién reina en sus pensamientos?

Colombia, porque me voy a dedicar al país por un año; y mi familia, porque me va a hacer mucha falta.

¿Cuáles son las cinco palabras ‘finalistas’ de su vida?

Sencillez, respeto, amor, honradez y sinceridad.

El mejor momento de la competencia.

El día de la Reina Madre. Lo disfruté al máximo, me encantó ver el apoyo de toda mi familia.