¿Por qué es tan fácil caer en manos de médicos cirujanos inescrupulosos?

Una cosa es cuando el engaño vive en las redes sociales y otra es cuando motiva a que una mujer o un hombre agarren el teléfono y llamen a una supuesta clínica de cirugías estéticas a separar una cita. Los medios de comunicación tienen responsabilidad en esto.

Se estima que 28 procesos abiertos tiene en su contra Ricardo Urazán/Pixabay

Supongamos que quiero someterme una liposucción y 2019 es el año elegido para hacérmela. En mi familia y amigos soy el único que ve la necesidad de recurrir a la medicina estética, por lo que la búsqueda del profesional arranca de cero, sin referencias. 

Voy a Google y empiezo tipeo “cirugía estética”, porque me resulta menos agresiva que poner “cirugía plástica”. Sí,  quiero un retoque en mi abdomen, pero al mismo tiempo siento vergüenza de solicitar  ayuda médica, que además me va a costar plata, tiempo y, en el peor de los casos, mis 32 años de existencia.

De entrada, me salen tres portales de médicos que pagaron al buscador para estar en el podio de resultados. Rebusco y rebusco y me encuentro con una nota sobre una exparticipante del programa Protagonistas de novela. “No sé cómo quedará mi cola: Yina Calderón revela que fue inyectada con biopolímeros”, reza el titular.

El morbo me supera y entro a su perfil de Instagram, en el que hay un video del que no sé qué pensar y el siguiente texto:

“Este video se lo estaba enviando a mi cirujano hace 3 días para preguntarle porque esa bola tan grande en mi espalda, porque ese dolor tan grande en mi glúteo, porque me ardía y porque mi cola estaba deforme, el doctor @dr_urazanoficial de inmediato me cito en su clínica y después de examinar me lo dijo : " Yina tienes biopolimeros en tu cola y tu cuerpo los esta rechazando, te espero el día martes a las 11 am para extraer todo ese producto " le dije : doctor lo único que me he inyectado es la grasa de mi propio cuerpo que usted mismo me ha puesto y vitamina C que me inyectó mi antigua cirujana hace 3 años para reafirmar y darle un poco de volumen al glúteo, me miro a los ojos y me dijo : "cual vitamina C Yina ? No es ninguna vitamina c ES BIOPOLIMERO y mira ahora las consecuencias”.

Le doy clic a @drurazanoficial, quizás él me pueda dar una mano con la lipo. Su perfil es privado, pero siento que hay una luz en él para cumplir la promesa más importante de mi 2019. El doctor Urazan tiene una página web que examino de pies a cabeza. Si fue capaz de retirar biopolímeros del cuerpo de Yina, a mí me va a dejar como quiero.  13 años de experiencia son suficientes para entregarle mi integridad. Este profesional acumula más de treinta mil horas de procedimientos, más abajo tiene algunos pacientes que recomiendan sus servicios. Otra característica que refuerza su conocimiento, por lo menos en mí, son el número de congresos a los que ha asistido: 25.

 

En el video la influenciadora Yina explica lo siguiente: “hoy me encuentro en la sala de quirófano de la Clínica La Castellana, me voy a someter a otros cambios físicos, lo hago por gusto propio, porque me siento bien, anteriormente me operaba la doctora Paola, que por cuestiones de salud se tuvo que retirar de la cirugía plástica y quedé en mano del doctor Ricardo Urazan, que era parte de su grupo de trabajo. Estoy en el quirófano y tengo el permiso para grabar”. El video tiene 22.345 reproducciones y está alojado en el canal de youtube 'Dr Ricardo Urazan'.  En la lista figuran otros catorce videos, la mayoría de mujeres que fueron intervenidas o que, como Yina, están a punto de ser operadas.

¿Me quedan dudas de la idoneidad de este señor? Regreso a los resultados en Google y me encuentro con que Urazan estuvo hablando sobre su profesión en un programa mañanero de RCN y en La Red, de Caracol Televisión. En este último, Yina habla maravillas de él.

 

“Afortunadamente Yina cuenta con un cirujano de la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica, dice que le tiene fé porque le salvó la vida”, dice Frank Solano en La Red. Al borde de las lágrimas, Yina finaliza el programa así: “tengo los recursos para sacarme los biopolímeros, para poder tener prótesis en un futuro, de las más caras, y que mi gluteo pueda estar bien en unos meses, pero las que no tienen la plata? Ayer el doctor me decía algo muy sabio: todas las mujeres que tiene la cola, el 70% se ha inyectado biopolímeros. Antes de que le pase lo que a usted, que se le encapsule, que le salga una montaña, es mejor que visiten a un cirujano de la Asociación y se hagan quitar el biopolímero”.   

 

Ya no hacen falta más referencias para llamar al consultorio del doctor Ricardo Urazan. Que sea graduado de la Universidad Nacional también es significativo. Intuyo que no cualquiera se recibe de medicina en la institución pública más valiosa de la nación.  Dejo las pestañas de Google abiertas y entro a Elespectador.com. para cambiar de tema. Y, para sorpresa mía, me estrello con esta perla:

 

 

En el portal de La W

 

En el de La Crónica del Quindío

 

De una página a la otra se puede ir del cielo al infierno. Rebuscando, doy con la cuenta de Lorena Beltran, una periodista que lidera una campaña para regular las cirugías plásticas en el país.

 

Por supuesto que ya no me quedan ganas de hacerme la liposucción, por más que Urazán haya estado en RCN, Caracol Televisión y que Yina Claderón y otras mujeres se esmeren en sugerirlo al público. Si no hubiera dado con las noticias sobre Ricardo Urazán, seguramente habría separado cita en su consultorio ubicado en el barrio La Castellana. Y sabrá el mismísimo genio de la lámpara de Aladino qué habría sucedido conmigo y mi gordura. 

 

 

últimas noticias