La densa historia del Lobo de Wall Street podría llevarse el Óscar

*¿Alguna vez te has preguntado acerca de la vida de los corredores de bolsa? Seguramente Martin Scorsese lo explica muy bien o, ¿será que exagera?*
La densa historia del Lobo de Wall Street podría llevarse el Óscar

Dirección: Martin Scorsese Guion: Terence Winter Reparto: Leonardo DiCaprio, Jonah Hill, Kyle Chandler y Margot Robbie

 

Los excesos protagonizan esta película, no Leonardo DiCaprio. Lo excesos se devoran a su personaje. Hay demasiado sexo, demasiadas drogas, demasiado dinero, demasiada euforia, demasiadas mentiras. Y, para rematar, es demasiado larga. Sin embargo, la primeras hora y media enganchan tanto como la cocaína que inhalan esos engañosos y habilidosos corredores de bolsa en torno a los cuales gira la historia. 

DiCaprio –quien produjo la película y durante años estuvo obsesionado con hacerla– interpreta a Jordan Belfort, un sagaz agente de bolsa que manejó con ingenio y falsedad el mundo de las acciones, se enriqueció hasta el punto en que fue difícil ocultar que era un corrupto y un ilegal, y luego escribió en un libro –en el cual se basa esta producción– la manera en que llegó hasta la cima y en que su terquedad lo impulsó a aferrarse a esa cúspide con todas sus fuerzas. 

Si El lobo de Wall Street fuera un poco más corta y, de esta forma, más contundente, probablememnte sería una gran película, pero tal como quedó agota al espectador y muchos momentos se sienten innecesarios. Sin embargo, si pensamos en principio en esa hora y media, es fantástica. Y usamos esa palabra no solo en el sentido en que describe algo magnífico, sino algo quimérico, surrealista, irreal: la historia nos adentra en el asombroso mundo de la bolsa, que muchos desconocen, y revela que es un negocio que se sostiene sobre falacias, sobre supuestos, sobre intangibles y el público no tiene otra opción que seguir anonadado el recorrido que traza Scorsese. Con el simple hecho de presentar la verdad detrás de ese lucrativo universo, la producción gana muchos puntos y a eso se le suma la sobresaliente actuación de DiCaprio, quien hace verosímil la exageración en la medida en que su personaje vive un proceso de transformación, un viaje del que ya no hay vuelta atrás. 

A pesar de los excesos y la extensión de la película, es innegable que la historia atrapa. Aparte de lo llamativo que resulta conocer el detrás de cámaras del mundo de la bolsa, es interesante ver la debilidad moral del ser humano y la desmesura a la que lo llevan el dinero, la ambición, el hedonismo y el poder.  

 

últimas noticias

Cajas de sorpresas

El rejuvenecimiento vaginal no es seguro