Protestas en Europa por medidas contra el covid-19, cuya expansión se acelera

Noticias destacadas de Cromos

El mundo se debatía el domingo entre reforzar las restricciones frente a la aceleración de la pandemia viral que bate récords de víctimas y las crecientes protestas en muchos países ante medidas de aislamiento cada vez mas severas.

En Holanda manifestaciones contra el toque de queda degeneraron en inusuales incidentes y detenciones al día siguiente de cuadros similares en Dinamarca. Al mismo tiempo este domingo Israel prohibía la llegada de vuelos del extranjero y Suecia cerraba el trafico fronterizo con Noruega.

Y al otro lado del Atlántico, entre tanto, Estados Unidos superaba los 25 millones de infectados añadiendo una cuota de dramatismo a un domingo de incertidumbre planetaria.

Le puede interesar: Las mascarillas de tela siguen siendo eficaces contra el coronavirus, según la OMS

Aunque en Estados Unidos el promedio semanal de nuevos casos está comenzando a caer, según datos del Covid Tracking Project, todavía se registran “casi tres veces más casos nuevos cada día que durante el máximo del verano (boreal)”.

Protestas

El recrudecimiento de las medidas van acompañadas de protestas en varios países.

En Holanda, este domingo se registraron choques entre policías y manifestantes, que protestaban contra el toque de queda instaurado el sábado.

Cientos de personas se congregaron en Ámsterdam y Eindhoven (sur), donde la policía detuvo a al menos 30 personas. En esa ciudad, varios vehículos fueron incendiados y varios comercios y la estación central de trenes, saqueados.

La víspera, se celebraron protestas del mismo tipo en Copenhague (Dinamarca), que se saldaron con cinco arrestos, y en Madrid, donde miles de personas denunciaron el “engaño” de un virus que “no existe”.

Lea también: Recomendaciones para mantener buena salud mental en tiempo de pandemia

En Brasil, en cambio, miles de personas desfilaron en caravanas por varias ciudades para pedir la destitución del presidente Jair Bolsonaro por su gestión de la pandemia y en protesta por el atraso en la campaña de vacunación.

Nuevas medidas

Entretanto, en Europa, que encabeza la lista de regiones más enlutadas con cerca de 700.000 fallecidos, Francia siguió los pasos de Bélgica y reforzó los controles fronterizos con sus vecinos, preocupada por la cepa británica.

A partir de ahora, los viajeros procedentes de la Unión Europea (UE) deberán presentar un test PCR negativo de no más de 72 horas, una medida que ya se aplicaba para los turistas del resto de países desde mediados de enero.

El objetivo de esta medida, junto al toque de queda vigente entre las 18H00 y las 06H00, es intentar frenar la propagación del virus, pero el ministro de Sanidad, Olivier Véran, ya advirtió que podrían recrudecer las restricciones.

“Si las variantes (las nuevas cepas virales debido a mutaciones, ndlr) empiezan a propagarse por todos lados”, el gobierno “adoptará medidas adicionales” y “esto se llama confinamiento”, advirtió Véran en declaraciones al diario Le Parisien.

Por su parte, Suecia prohibió las entradas en su territorio desde Noruega desde el lunes a medianoche hasta el 14 de febrero, después de que se detectara un brote de la cepa inglesa del coronavirus cerca de Oslo. El país ya aplicaba la misma medida para los viajeros procedentes de Dinamarca y del Reino Unido.

La propagación de las nuevas cepas llevó a Israel a “cerrar herméticamente el cielo” y prohibir durante una semana, a partir del lunes a medianoche, el despegue o aterrizaje de la mayoría de los aviones, salvo excepciones.

Descontento por vacunas

Más de 63,5 millones de dosis de vacunas se han administrado en al menos 68 países y territorios, según un recuento de la AFP.

En Europa, el descontento sube por el retraso anunciado en las entregas de las dosis de AstraZeneca y del laboratorio estadounidense Pfizer. El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, pidió “transparencia” a las farmacéuticas.

Alemania, golpeada de lleno por la actual ola, se convertirá la próxima semana en el primer país de la UE en utilizar el tratamiento experimental a base de anticuerpos, que se administró al ex presidente estadounidense Donald Trump.

Según el ministro de Sanidad, Jens Spahn, su “gobierno compró 200.000 dosis por 400 millones de euros” (485 millones de dólares), es decir 2.000 euros (2.435 dólares) por dosis.

Brasil, el segundo país más enlutado del mundo con 216.445 muertes), empezó esta semana su campaña de vacunación. Y en el estado del Amazonas, donde se registra un severo repunte, se instaurarán siete días de reclusión a partir del lunes.

Las grandes ciudades de Colombia aplican un confinamiento por tercer fin de semana consecutivo.

El confinamiento decretado desde hace una semana no impidió en cambio que los portugueses acudieran este domingo a las urnas para una elección presidencial en la que el actual jefe de Estado, Marcelo Rebelo de Sousa, aparece como favorito.

Con 800.000 contagios y casi 1.400 muertos, Portugal se convirtió en los últimos siete días en uno de los territorios con más casos y muertes respecto a su población, únicamente superado por Gibraltar.

Comparte en redes: