Redacción Cromos / 9 Jan 2022 - 11:00 p. m.

¿Qué es el reducetarianismo y por qué está de moda?

Nació en 2015 y aunque es una tendencia relativamente joven, gana cada vez más adeptos. Consiste en reducir el consumo de carne animal, logrando beneficios considerables a la salud del cuerpo humano y del planeta.
Cómo conseguir una alimentación balanceada basada en vegetales
Cortesía
Antes de consolidarse el movimiento del reducetarianismo, surgieron algunas iniciativas interesantes como Meat Free Mondays, que proponía dejar de comer carne un día a la semana, específicamente los lunes.
Antes de consolidarse el movimiento del reducetarianismo, surgieron algunas iniciativas interesantes como Meat Free Mondays, que proponía dejar de comer carne un día a la semana, específicamente los lunes.
Foto: Cortesía

El reducetarianismo podría convertirse en la dieta ideal de todos aquellos que no están dispuestos a abandonar el consumo de carne animal, pero sí reducir su consumo. Tiene a su favor que no es tan estricta como otras, sino que se basa en el equilibrio y la moderación.

Te puede interesar: Cuando tu pareja finge un orgasmo

Esta tendencia se basa en la idea de minimizar el consumo diario de productos cárnicos o derivados de los animales, como los lácteos y resulta muy atractiva para quienes no son capaces de eliminar por completo los productos animales de sus dietas. “Con que tengas la intención y actúes en consecuencia ya te puedes considerar un “reducetariano”. Así de fácil es pertenecer a este movimiento nacido en 2015, según la cuenta de Twitter de la Reducetarian Foundation.

Brian Kateman, su fundador y presidente, es también el autor del libro The reducetarian solution y en él, plantea el movimiento como una solución alternativa a los problemas medioambientales del planeta y a los conflictos éticos sobre el bienestar de los animales en la industria de la carne.

De hecho, se estima que en Reino Unido un 40% de la población, tradicionalmente carnívora, ha disminuido su consumo a raíz de los mensajes de salud pública que promueven una dieta más saludable y según un estudio publicado en la revista científica Science, evitar las carnes y los productos lácteos es “la medida más eficaz para reducir tu impacto ambiental en el planeta”.

“Con las actuales dietas y prácticas de producción, alimentar a 7.600 millones de personas está degradando los ecosistemas terrestres y acuáticos, disminuyendo los recursos de agua e impulsando el cambio climático”, aseguran los autores de la Universidad de Oxford y del centro de investigación suizo LCA Research Group. Según los datos de esta investigación, publicada en 2018, el uso de tierra arable en el planeta se reduciría en más de un 75% si se evitara la producción de carne y productos lácteos, y aun así se podría seguir alimentando a la población mundial.

Beneficios de comer menos carne

Al sustituir la carne animal en nuestra dieta, es reemplazada por alimentos más saludables y por lo general, implica un aumento en la ingesta de frutas y verduras, que se reflejado en un mejor estado de salud:

Menos probabilidades de padecer diabetes. Consumir demasiada carne roja tiene como consecuencia un alto riesgo de padecer diabetes tipo 2.

Bajar de peso. Las personas que consumen carne de manera habitual tienen tendencia a ganar más peso que aquellos que no lo hacen.

Corazón sano. El cuerpo humano convierte la carne roja en un nutriente que promueve la formación de placas en las arterias, por lo que, comiendo menos, tu corazón se mantendrá más sano.

¿Menos riesgo de cáncer? Aunque la evidencia de la Organización de Naciones Unidas respecto a un vínculo entre el consumo de carnes rojas y la aparición de cáncer es limitada, han sido catalogadas como “sustancias posiblemente cancerígenas”.

Una tendencia virtual

La Reducetarian Foundation invita desde su página web a elegir la estrategia de los 30 días como una medida para iniciarse en el reducetarianismo y en redes sociales utilizan #LessMeat. Cualquiera pueda registrarse y conocer experiencias que incluyen ideas, recetas y consejos alrededor del movimiento. Muchos aseguran que esta forma de comer, responde a una nueva era de consumidores conscientes del medio ambiente, aunque para los veganos más acérrimos esta dieta no es lo suficientemente comprometida e insisten en una herbívora sin excepciones.

También puedes leer: Lo que debes saber a la hora de comer fruta

Recibe alertas desde Google News