Tómbola

¿A quién le pediría un autógrafo? y otras respuestas de Néstor Morales

El director de Mañanas Blu acaba de celebrar los seis años que lleva la emisora al aire. Hablamos con él de los sacrificios diarios de su oficio, su larga experiencia y sus gustos más escondidos.

David Schwarz

Su grosería favorita.
Muchas. Puteo en todos los idiomas.

La primera acción del día.
El despertador suena a las 3:30 de la mañana y, a esa hora, renuncio todos los días.

¿A qué suena su propia voz?
Aspiro a que suene a credibilidad.

Una pesadilla al aire, que nunca quiere vivir.

Una pesadilla es desconcentrarme. Una pesadilla es confundirme. Una pesadilla es no entender.

Su ídolo de infancia.

El capitán Nemo, de Veinte mil leguas de viaje submarino, de Julio Verne.

Un recuerdo que lo persiga, por bonito y especial.

Uno lejano son mis padres; uno cercano, mis hijos.

¿A quién reviviría?

Seguramente a Jaime Garzón, que me hace falta y le hace falta al país todos días. Por impertinente, por sincero, por atrevido, por valiente.

Una palabra que no le guste.

Resignación.

Una que sí.

Coraje.


¿Qué cambiaría de usted?

Mi capacidad para hacer y producir música, que es la forma más bella de comunicarse y nunca he podido usarla.

¿A quién le debe un agradecimiento?

A Yamid Amat.

Defina en pocas palabras este viaje que ha sido Blu Radio.

Ha sido un viaje lleno de piedras, de caminos espinosos y de una que otra rosa, pero, al final, todo ha valido la pena.

Una canción para dedicar.

Santa Lucía. ¿No es la mejor canción del mundo?

¿A qué le diría “no”, “no” y otra vez “no”.

A los actos sociales, soy un poco ermitaño.

¿En qué cree?

En las convicciones, en la conciencia, en la historia y en las lecciones chiquitas.

¿Para qué le sobra confianza?

Hablo seis horas diarias al aire, creo que tengo que tener confianza para hacer mi trabajo.

¿A quién le ha pedido un autógrafo?

A Clint Eastwood, en California. Ídolo absoluto.

¿Qué recuperaría de su juventud?

El tiempo y la capacidad de ser feliz con poco.

¿Quién le cambió la vida?

María Paula, mi esposa.

¿Qué le prohibió el médico?

No voy al médico para que no me prohíba cosas.

¿Cuál es su debilidad gastronómica?

Los dulces: el roscón, el arroz con leche… Mi ser más primario queda expuesto con la gastronomía.
 

Un colega para leer todas las semanas.

A Julio César Londoño, para mí, el mejor columnista del país.

Un ritual antes de acostarse a dormir.

Intento desconectarme. Apago todos los aparatos a las 8:00 de la noche.

¿A quién nunca le contestaría una llamada?

Es una lista interminable.

¿A qué ciudad regresaría?

Siempre a Roma.

Algo que siempre lleva con usted.

Una medalla de La Milagrosa.

¿Cuál es la clave para mantenerse vigente?

Suponiendo que eso sea cierto, que me mantengo vigente: trabajo, disciplina y mucha suerte.

Una promesa que todavía no haya cumplido.

Escribir tres libros que tengo ideados y en salmuera desde hace años.

¿El periodismo para qué?

Para contar historias y asomarse a la verdad.

Algo que odie de su trabajo.

No me gusta ser el narrador de las tragedias diarias de Colombia.

812902

2018-09-18T12:54:20-05:00

article

2018-09-18T16:51:33-05:00

ctorres_250930

cromos

Redacción Cromos

Cromos

¿A quién le pediría un autógrafo? y otras respuestas de Néstor Morales

75

5040

5115

Temas relacionados

 

últimas noticias

Cómo preparar mojarra frita con encocado

Cafeteros siglo XXI