Con ojo de reina

Desde la tierra de los cultivos de algodón, la lechona, el tamal y los bambucos, ocho mujeres, bajo un sol esplendoroso, mostraron lo mejor de sus departamentos y lo más bello que tiene el ser humano: la personalidad. ¿Qué necesitan para ser Señorita Colombia? A todas mi admiración y respeto pues ser reina no es nada fácil.

Cauca

Con la devoción, el respeto y la buena gastronomía que caracterizan este departamento, llega una reina cargada de simpatía, seguridad y coherencia al expresarse. Sin embargo, podría tener más fuerza al hablar para hacerse notar mucho más.

Guajira

Una singular belleza como la unión del mar y el desierto, muestra que en su tierra brotan mujeres exóticas, auténticas y espontáneas. Esto y mucho más tiene Guajira este año. Cada palabra ratifica que vino a demostrar de lo que está hecha.

Santander

Esta santandereana no es brava pero sí muy segura. Siempre muestra su madurez al hablar, con muchísima simpatía, debe aprender a ser un poco más concreta en sus respuestas para no perder el hilo de lo que está hablando.

Valle

Esta es mi tierra bonita, mi tierra preciosa, mi Valle del Cauca. Entre la caña de azúcar, el chontaduro y el cholado sale una mujer carismática y fluida verbalmente, con una alegría explosiva y llena de energía, la cual a veces debe aprender a controlar para escuchar mejor lo que se le pregunta.

Tolima

La dueña de la casa en este Minicromos demostró que las tolimenses son especiales. Es muy sincera en sus respuestas y sabe hacerlo con fluidez, sostiene una conversación con carisma, pero debe ser un poquito más analítica para contestar.

Meta

Es bella como los atardeceres de los Llanos Orientales. Por ser la menor del grupo, tiene claro que la edad no tiene nada que ver con la madurez. A sus 18 años demuestra su espontaneidad y sus ganas de estar en el concurso. La imponencia al hablar es algo que aprenderá con facilidad.

Cundinamarca Imponente como la catedral de sal de Zipaquirá, con la mezcla explosiva de una costeña representando a un departamento del interior. Alegre, clara y decidida, esta reina habla con una dulzura que la hace especial. La fuerza al expresarse es algo que mejora cada vez más.

Nariño

Una digna representante de una tierra pujante y emprendedora. Así es la Señorita Nariño, que siempre demuestra su coherencia. Es una mujer muy analítica y observadora. Esto lo debería aprovechar mejor para ser más convincente en sus conversaciones.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Opciones para ser expertos en cocina

Beneficios de la vela de soya

El chile: el rey de la comida mexicana

El arte de desmaquillar

Mochilas hechas a mano