La opinión del fotógrafo

Es la primera vez que este fotógrafo colombiano –de ascendencia española pero radicado en Nueva York– se le mide a un Minicromos. Graduado en el Art Center College for the Arts en Pasadena, California, David dejó a un lado su trabajo en Estados Unidos para retratar al segundo grupo de aspirantes a Señorita Colombia.

 Una experiencia que, según dice, resultó inolvidable. Poco importó el frío de Boyacá o las extenuantes jornadas de trabajo: al final logró vencer el miedo inicial que le producía estar en medio de mujeres tan hermosas y sacó lo mejor de cada una para plasmarlo en las páginas de CROMOS.

Quindío

Una niña muy linda, con unos rasgos muy clásicos y naturales.

Magdalena

Una de las niñas más fotogénicas y  sin ningún temor hacia la cámara, siempre con una actitud muy positiva y alegre.

Caldas

Tiene una personalidad y un espíritu bastante positivos.

Atlántico

Súper espontánea y bastante atlética.

Bogotá

Una belleza exótica y al mismo tiempo  con mucha sensualidad.

Huila

Una niña bastante divertida y alegre, siempre estuvo con  muy buena energía.

Risaralda

Cuando se logra relajar, tiene unas expresiones muy lindas. Tiene que aprender a soltarse un poco ante las cámaras.

San Andrés

Estuvo un poco tensa en algunas situaciones pero en cuanto se relajaba sacaba una naturalidad sorprendente.

Boyacá

Tiene un cuerpo muy  bien moldeado y fue una digna embajadora de su departamento.