La mirada de la reina Daniela Álvarez

La actual Srta Colombia nos dejó su percepción sobre las candidatas.

Antioquia Además de su belleza enigmática, lo primero que hay que resaltar de Laura es su inteligencia. Se sale de lo común para explicar que la vida es un movimiento constante y que hay que meterle chispa para sentirse feliz. Vive el momento y por eso ser reina es el proyecto por el que ahora respira. Para ella, ser profesional no es tener una carrera sino un conjunto de conocimientos y experiencias. La señorita Antioquia es sinónimo de dinamismo y emprendimiento. Es una mujer expresiva, amable y conservadora.

Córdoba Después de tres años de buscar el título de señorita Córdoba, lo consiguió. Esto demuestra el talante, el optimismo y la perseverancia de Lizeth Paola Cueter.  Su vida gira en torno a la música. Por un lado, su sueño es ser cantante de ranchera y, por el otro, tranquiliza su alma con música cristiana. Es cariñosa, abierta y expresiva. Si tuviera que identificarla con una fruta,  lo haría con la piña, porque es dulce y a la vez fuerte, cualidades que determinan su temperamento.

Guajira ¡Qué cuerpazo! Daniela se destaca por ser una mujer de aspiraciones. Cuando vive experiencias nuevas y comparte con sus seres queridos, se siente bella. A pesar de haber nacido en Barranquilla, es la viva representación de la juventud de su departamento. Está orgullosa de sus raíces y muestra de esto es que habla wuayunaiky.  Tiene muy buena expresión corporal, seguramente se lo debe a los dos módulos de actuación que ha realizado alternativamente a sus estudios. Daniela con seguridad tendrá un excelente desempeño en Cartagena.

Huila Lorena se identifica con el dragón: “El fuego y la fuerza de éste han sacado en mí cosas que desconocía”, dice. Como buena creyente en el horóscopo chino, sabe que 2012 es un año importante y que por ello algo bueno se avecina. La reina del Huila se caracteriza por la sencillez de su temperamento. Es tranquila y muy completa. Tiene porte y un rostro expresivo, pero es de pocas palabras, lo cual deja entrever cierta timidez.  Es una mujer impactante y tiene mucho para explotar, pero debe encontrar el camino para sacar más provecho de ello.

Tolima Karol Quintero es la científica del reinado. “La materia no se crea ni se destruye, sino que se transforma” es una de sus frases célebres que explican la razón para pisar próximamente Cartagena. Así es la vida de la señorita Tolima, como diría Arjona: “La que prefiere una biblioteca a una discoteca”.  Segura al hablar; tiene claro lo que piensa y se proyecta. Karol es apasionada por los estudios, pero realmente su sueño es enseñar, pues “quien enseña aprende dos veces”.  Tiene claro que en el momento de la verdad no se pueden confundir los nervios con la emoción.

Sucre Para Andrea la belleza se resume en felicidad. Cuando la naturalidad se hace presente, con poco maquillaje y el cabello recogido, ella se siente regia. Su estatura y su porte son cualidades que debe aprovechar en esta competencia. Es buena compañera y transmite tranquilidad, por eso se identifica con el koala, un animal sereno y paciente. Se interesa por la diversidad gastronómica, por esto sería una excelente acompañante a la hora de visitar un restaurante. La señorita Sucre sabe sacar sonrisas con su alegre forma de ser.

San Andrés Basta mirar sus ojos verdes, su piel canela, su cabellera y su sonrisa para transportarnos a las hermosas islas de San Andrés y Providencia. Su belleza exótica y natural hace de Laura una perfecta representante de este archipiélago. Es divertida, su sonrisa constante lo demuestra. De la misma forma sencilla en la que expresa sus ideas, vive cada día como si fuera el último. Quiere conquistar Milán, el centro de la moda y el diseño, pero tiene claro que para ello debe culminar sus estudios. Por eso dice identificarse con Batman, quien sin poderes sobrenaturales combate la realidad.

Quindío Las mujeres descendientes de los quimbayas tienen sus rasgos físicos marcados y con solo verlas sabemos que provienen de la tierra del café. Así es Ana María, exótica. Siempre está bien puesta y a disposición. Le encantaría andar en las nubes, no por despistada, sino por cumplir uno de sus grandes sueños que es ser piloto de aviación. Y así como nos puede sorprender que una mujer tome los controles de un avión, esperamos que nos sorprenda también en noviembre en Cartagena.