La visión del cirujano

El cirujano plástico nos dejó su opinión sobre las candidatas del Minicromos 2.

Así como la ciencia evoluciona, las alternativas para lucir mejor o realzar la belleza también. Es claro el punto de vista de algunos que manifiestan no estar de acuerdo con las cirugías, pero acaso ¿Si están de acuerdo con las inyecciones para reducir el peso, aumentar los labios, eliminar las líneas de expresión o reafirmar la piel?. O, en el mejor de los casos, ¿El emplear múltiples masajes, equipos anticelulitis y tecnología para reducción de grasa localizada?. Es claro que las intervenciones faciales como la elevación de cejas, la cirugía de nariz o del mentón, el aumento de pómulos, la reducción del volumen de las mejillas, la liposucción de papada; al igual que la lipoescultura con definición muscular, el aumento de glúteos, el aumento de senos, pertenecen a ese grupo de ayudas no aceptadas bajo ninguna óptica, pero que son ampliamente utilizadas y admiradas debido a que cuando están bien hechas, son, en realidad, muy difíciles de identificar y permiten no solo mejorar la autoestima, sino también la calidad de vida y la armonía  de las formas.

Sucede que a veces lo más leve, como las extensiones de cabello, el maquillaje para la piel, la extensión de pestañas, los rellenos en el brasier,  es más notorio que las mismas cirugías cuando estas son bien hechas. Ni hablar de los diseños de sonrisa, que hacen lucir las bocas radiantes de destellos de la luz blanca y el gran tamaño de los incisivos centrales. En fin, por donde lo queramos mirar, estamos influenciados por la tendencia a realizarle modificaciones a la belleza.

Intervenciones que pueden ser alabadas u odiadas, notorias o inadvertidas, pero que al fin y al cabo cambian algún aspecto que, bajo el ojo de los críticos, debía ser mejorado. ¿Dónde queda, entonces, la belleza natural? ¿Y quién, en realidad, la puede definir? En este nuevo siglo, el concepto ha variado. La  influencia de los prototipos de belleza extranjeros han disminuido, así como también han cambiado la naturalidad de las formas y de las proporciones. La clonación de la belleza ha pasado (gracias a Dios). Esos modelos voluptuosos y en ocasiones “fenomenales” cada vez son menos frecuentes. Las candidatas son menos influenciables o, quizás, mejor aconsejadas. La realidad es que hay menos cirugías notorias, menos senos aumentados, pero lastimosamente ahora tenemos sonrisas muy diseñadas. Mis consideraciones respecto a lo que debe trabajar este grupo de candidatas:

Meta- Margarita María Peralta TovarMejorar el abdomen bajo. Tonificar los muslos y un poco de bronceo le permitirán lucir mejor el contorno.

Atlántico- Yuliana Mejía RestrepoTiene buena forma. Debe tonificar el abdomen y los muslos y mejorar el tono de la piel corporal.

 Valle- Carmen Lucía Aldana RoldánDebe aumentar el volumen muscular en pantorrillas. También es importante mejorar el color de la piel.

Nariño- Daniela Castillo CaicedoLuce un cuerpo cuidado y una buena piel. Debe tonificar glúteos y muslos, al igual que trabajar fuerte las pantorrillas.

Cauca- María Alejandra Valencia GuerraDebe fortalecer y definir el abdomen, y mejorar la proporción cintura-cadera.

Cundinamarca- Stephanie Aldana VanegasDebe mejorar el tono de la piel para controlar la celulitis y tonificar el abdomen.

Cesar- Stefany Giraldo PinoDebe trabajar cintura y abdomen bajo, y evaluar las características glúteo-muslo.

Chocó - Edy Yohana Astrilla LeudoEl objetivo es bajar un par de libras y tonificar a partir del trabajo muscular.

Norte de Santander- Marisela Arévalo ArévaloSe nota el trabajo muscular, tiene buen abdomen. Debe trabajar cintura y volumen de los glúteos, pero en general posee una buena figura.