Me quedo con todas

Afortunadamente no soy jurado ni cirujano, pero me trajeron para que juzgara a estas bellezas. Lo confieso: no tuve el corazón ni las tripas para hacerlo.

Diría mentiras si no aceptara que al verlas, en mi primera impresión, surgieron algunas críticas, las que, al entrevistarlas, anulé automáticamente. Son mujeres espectaculares en todo el sentido de la palabra: ingenieras, médicas, administradoras, contadoras y hasta una ex monja. Si tienen profesiones y oficios tan buenos, ¿por qué se meten a reinas? Muchos nos hacemos esa pregunta.

En general, las juzgamos por meterse a concursar. Que tiren la primera piedra las mujeres que en algún momento no soñaron con ser reinas, o los hombres que no añoraron levantarse a una de estas beldades.  Además, estoy seguro de que si a cualquiera de ellas las vemos en la calle caminando con una minifalda, sería una inspiración de nobles o pecaminosos sueños.

Quizás lo más bonito de lo vivido fue disfrutar los atractivos, dependiendo de la región, de la diversidad de hermosuras que pare nuestro país. De la manera tan arraigada con que llevan los colores de su departamento y de cómo su personalidad cambia dependiendo de su región.?

La Señorita Meta: detrás de su recia mirada se descubre en esta llanera su inagotable ternura. Bella llanera de rostro impactante y personalidad bien definida.

La Señorita Cesar: posee la inocencia de la mujer de provincia y la magia encantadora de que hablara Gabo. Con esta magia es capaz de lograr lo que se proponga, porque aunque muchos no lo crean, la magia existe.? Graciosa, rítmica en su andar coqueto, delicada como nota de acordeón. ?

La Señorita Guajira: Es naturaleza pura, piel bronceada y digna reminiscencia de la raza wayúu. Combina su linda mirada ancestral con un cuerpo completamente natural y de movimiento rítmico. Con ideales de crianza que sólo encuentras en mujeres guajiras.

La Señorita Huila: emprendedora, cautiva con su verraquera y la seguridad de una personalidad desbordante. Apasionada, luchadora, de esas que con su terquedad consiguen lo que quieren. La belleza la acrecienta su simpatía y una energía desbordante que ilumina. ?

La Señorita Risaralda: posee la dulzura de las mujeres paisas, hipnotiza con el azul profundo del mar de sus ojos.? Calidez paisa, ojos fulminantes y caderas que capturan las miradas con su andar.

La Señorita Cundinamarca: tiene el talante de las mujeres andinas, cultura, elegancia y belleza. Armoniosa, integra la belleza de la mujer costeña y la del altiplano.

La Señorita Cauca: Su sonrisa cautivante, altura sobresaliente, captura la atención con su elegancia. Es espiritual, su idealismo lo lleva adherido a la piel y a su sonrisa. ??

La Señorita Norte de Santander: carácter de mujer emprendedora, con madurez y una ternura seductora. Sus bellos ojos y la sonrisa se nutren de su gran confianza en sí misma.

Participar en la selección de la mujer más linda de Colombia es comenzar ganando. La oportunidad de ampliar el entorno cotidiano compartiendo entre aspirantes y público; vivir días inolvidables; proporcionar alegría a sus pueblos y a las personas que acompañan los concursos; despertar miradas vivaces y placenteras; deslumbrar con su inteligencia y sus curvas; fortalecer la autoestima frente a las críticas y dejar el anonimato, son ingredientes de la formación de la mujer que tiene el privilegio de ser bella e inteligente. A mayor preparación mayor diversión. ¡Reinas, las elijo a todas!