George Michael: error tras error

Después de declararse culpable por conducir borracho y estrellar su carro contra una tienda de fotografía, el cantante inglés fue sentenciado a ocho semanas de prisión. Un escándalo más en una larga lista de irresponsabilidades y sucesos patéticos.

1. En el lugar equivocado

A la hora de la conquista el lugar es lo de menos. Por lo menos eso pensaba el ex vocalista de Wham! antes de abril de 1998 cuando fue arrestado por tratar de seducir a un policía encubierto en un baño público de Los Ángeles. Su propuesta indecente terminó publicada en cientos de tabloides que exponían por primera vez su homosexualidad. Cuando meses después intentó burlarse de él mismo con una parodia de su imprudencia en el video Outside, el oficial que lo arrestó le puso una demanda que dejó al artista con una multa de 810 dólares y 80 horas de servicio comunitario.

2. Sin pantalones en el parque

Ni los arbustos ni la oscuridad fueron suficientes para ocultar las travesuras de George Michael en el parque Hampstead Heath Park, de Londres, famoso por ser un lugar de encuentros homosexuales. Él y su amante de ocasión, Norman Kirtland, un conductor de 58 años, fueron descubiertos mientras se vestían, por dos policías. Kirtland declaró que había aceptado la proposición del cantante porque era muy bueno para dar besos. Lo malo es que un fotógrafo del diario News of the World estaba allí para testificarlo. Aunque en esa ocasión no infringió ley alguna, su encuentro casual le costó la relación con Kenny Goss, su novio de varios años, quien no le perdonó su escape nocturno.

3. Dormido al volante

Después de haberse estrellado dos veces el mes anterior, el 1º de octubre de 2006 George Michael fue reportado por manejar borracho. Era tal la jala que no se dio cuenta de lo que pasó. Los agentes lo sacaron del auto semiinconsciente sobre el timón de su Mercedes-Benz, al que se le había ocurrido parquear justo en el cruce de Cricklewood Lane con Hendon Way, en el noroeste de Londres, para calmar la rasca. Siete meses después, en mayo de 2007, fue arrestado por conducir drogado, luego de enviar su carro contra un bolardo. Esta vez su licencia para conducir fue suspendida por dos años, pero su adicción a las drogas continuó sin restricciones.

4. ¡Otra vez borracho!

A las pocas horas de recuperar su licencia, el 4 de julio de este año George Michael golpeó su Range Rover contra la entrada de una tienda de fotografías en Londres. Michael había estado festejando todo el día en un desfile gay. Cuando la policía lo encontró a las 3:30 de la madruga, el ex vocalista de Wham! estaba completamente borracho y bajo los efectos de la marihuana. Un tribunal lo sentenció a dos meses en la prisión de Pentonville. Su compañero de celda dijo a los medios que el cantante había llorado como un niño.