Los rostros más caros de Hollywood

Mientras muchas actrices insisten en ser reconocidas por su trabajo y no por su físico, estas mujeres dejan en evidencia que ser bonitas es un valor agregado.
Los rostros más caros de Hollywood

Julia Roberts 20 millones de dólares. Por ser la imagen de Lancôme

A sus 42 años, esta pelirroja sigue siendo la mujer insignia de Hollywood. Su expresión natural y su sonrisa encantadora han sido suficientes para que la reconocida marca francesa de maquillaje Lancôme la haya contratado para ser su nueva imagen. Debutó en Francia luciendo lo que será la tendencia en maquillaje para la primavera de 2010. Con este millonario contrato (el más caro hasta el momento) Julia Roberts sucedió en el cargo a Anne Hathaway, con la consigna que lo natural es lo que vende. Mujer bonita.

Reese Witherspoon 15 millones. Por ser la imagen de Avon

La vanidad que mostró Elle Woods, su personaje en la película Legalmente rubia, es una característica que Reese Witherspoon también disfruta. Por eso no dudó en aceptar la propuesta de ser imagen de Avon. Con un contrato de cinco años que incluye ser embajadora mundial de la marca en temas de responsabilidad social, esta rubia de 33 años es la encargada de mostrar lo último en labiales y pestañinas de larga duración para mujeres que, como ella, viven ocupadas entre trabajar y ser mamás. Legalmente rubia.

Emma Watson. 5 millones. Por ser asociada con el perfume Chanel Mademoiselle

Su imagen de aplicada estudiante de magia en las películas de Harry Potter ha cambiado por la de una mujer sexy y arriesgada. A los 19 años, es la cara pública del perfume Chanel Mademoiselle. Con este jugoso contrato, Emma Watson reemplaza a la también actriz Keira Knightly, y así dejó claro que sus días de niña inocente son cosa del pasado y que sus facciones delicadas no son impedimento para lucir atrevida, elegante y muy sensual, características de la reconocida casa de modas Chanel. Sexy hechicera.

Marion Cutillard. 5 millones. Por ser la imagen de la línea Lady Dior

Su apariencia es tan saludable que la reconocida casa de modas francesa Dior no la cambia por ninguna. Después de ganar el Oscar por interpretar a Edith Piaf en La vida en rosa, Marion firmó contrato para convertirse en la imagen de la línea Lady Dior, en reemplazo de Mónica Belucci y Carla Bruni, quienes en años anteriores fueron la imagen de los productos franceses. Su look clásico y elegante contrasta con una sensualidad muy bien calculada. La vida en rosa.

Scarlet Johansson. 4 millones. Por ser la imagen de L’Oréal

Sus labios carnosos son la debilidad de muchos hombres y el punto de envidia de miles de mujeres. Una mujer así era ideal para ser la imagen de la línea de cosméticos de L’Oréal, que la contrató en 2008. Con 25 años, esta despampanante rubia ocupa el puesto número nueve en la lista de las 100 mujeres más sexys según la revista FHM. Aparte de sensual, es una mujer elegante, con un rostro clásico perfecto para lucir el maquillaje. Simplemente irresistible.

Cindy Crawford. 3 millones. Por ser la imagen de Revlon

El lunar sobre su boca cuesta millones. Eso quedó comprobado en 1990, cuando la marca de cosméticos Revlon la contrató para que fuera su imagen. Durante 10 años, Cindy Crawford dejó sus estudios de Ingeniería para aparecer en todos los anuncios publicitarios de maquillaje de esta compañía, lo que le permitió ser la modelo más fotografiada de los noventa por encima de sus compañeras Claudia Schiffer y Linda Evangelista. Su contrato con Revlon termina este año, aunque a sus 44 años sigue luciendo espectacular. Un lunar para la historia.

Hally Berry. 3 millones. Por prestarle su rostro a Revlon

Su versatilidad a la hora de cambiar de look llamó la atención de los representantes de Revlon, quienes en 2006 la llamaron para ser la imagen de su línea de maquillaje para mujeres afroamericanas. A sus 43 años, la ganadora del Oscar está mejor que nunca. Le ha ido tan bien como modelo de Revlon que su contrato con la marca fue renovado por dos años más. Reina del color

Elizabeth Hurley. 2 millones. Por servirle a la marca de cosméticos Estée Lauder.

Esta inglesa es tan irresistible que muchos hombres aseguran que hasta su acento es sensual. Cada vez que su fotografía aparece en público es garantía de éxito. Los hombres sueñan con ella, y las mujeres con lucir igual de atractivas. Motivo suficiente para que la compañía de cosméticos Estée Lauder la contratara en 1995 como su modelo principal. Desde entonces Elizabeth Hurley, famosa por su papel de diabla en Al diablo con el diablo, al lado de Brendan Frasier, ha sido la imagen de lo último en tendencias de maquillaje y perfumes. Actrices más jóvenes no han podido destronarla del contrato que maneja hace ya 14 años. Belleza inglesa.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Opciones para ser expertos en cocina

Beneficios de la vela de soya

El chile: el rey de la comida mexicana

El arte de desmaquillar

Mochilas hechas a mano