Nada queda de 'Mitch Buchannon'

Con su última hospitalización, el actor completó 14 ingresos a un centro de salud por intoxicación alcohólica. El artista de televisión más visto en el mundo, según el libro Guinness Récords, lleva siete años protagonizando escándalos por cuenta de su adicción al licor y sus polémicos conflictos familiares.

1. Entre copas.

El galán que hace dos décadas despertaba gran admiración por su belleza física, hoy en día es el hazmerreír de la prensa sensacionalista debido a los excesos con el alcohol. Sus problemas con la bebida salieron a la luz pública en el año 2002 cuando tuvo que inscribirse en un programa de rehabilitación en el centro Betty Ford de California. El vicio llegó a tal punto que durante los recesos en las grabaciones de Guardianes de la bahía prefería emborracharse en vez de buscar la compañía de las atractivas mujeres que lo rodeaban. En el 2004 fue arrestado por conducir ebrio y en 2006 le impidieron abordar un vuelo de British Airways porque los tragos que llevaba en la cabeza no le permitían mantenerse de pie. El episodio más bochornoso de su adicción fue un video que apareció en internet hace dos años en el que el artista aparece tirado en el suelo, completamente alcoholizado e intentando comerse una hamburguesa.

 2. Maestro del autosabotaje.

Poco o nada queda de la buena reputación que ganó gracias a sus interpretaciones en El auto fantástico y Guardianes de la bahía. Lo curioso es que el actor no ha hecho muchos esfuerzos por recuperar su deteriorada imagen. Dice que el video que lo dejó en ridículo fue encargado a sus hijas por él mismo, porque la estrella quería tener una evidencia visual de los efectos negativos del licor, como un estímulo para continuar su rehabilitación. Por otra parte, el supuesto intento de suicidio de su hija Hayley (que él reportó vía telefónica al 911, y luego desmintió) tampoco le ayudó a su credibilidad. Para completar el panorama de su desprestigio, recientemente llevó a Hayley a una fiesta en un sex shop. Las críticas por parte de los medios estadounidenses no se han hecho esperar pues la joven apenas tiene 17 años.

3. Trapitos al sol

En los tribunales de Los Ángeles se han llevado a cabo las disputas más sonadas de la familia Hasselhoff. Tras su divorcio de la actriz Pamela Bach en el 2006, el astro de la televisión se vio envuelto en acusaciones de violencia doméstica. “David me agredió y empujó en el auto. En el pasado me rompió la nariz y me insultó frente a nuestras hijas Taylor y Hayley”, declaró Bach en una audiencia privada. El actor negó las denuncias y se despachó contra su ex mujer afirmando que era una drogadicta. Pero los escándalos no terminaron pues un año después enfrentó una batalla legal por la custodia de sus hijas. Debido a su reprochable conducta, un juez emitió un fallo en el que lo obligó a alejarse temporalmente de ellas.

4. Músico frustrado.

El final de su reinado en la televisión llegó en el año 2000 con la desaparición de la serie Guardianes de la bahía, que duró al aire una década. Sus intentos por permanecer vigente lo llevaron a probar suerte en el teatro musical, a participar modestamente en algunas películas y a dedicarse de lleno a la música. Aunque ha encontrado fanáticos en Alemania y Austria, donde lo aclaman como una verdadera estrella, en Estados Unidos sus discos no han tenido gran acogida. Por el contrario, son blanco de burlas. Hace tres años Hasselhoff volvió a la pantalla chica como juez del show Americas Got Talent. Sin embargo, es claro que su fama de la década de los ochenta, cuando era ícono sexual y uno de los hombres más deseados del mundo, se le escurrió entre los dedos.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Opciones para ser expertos en cocina

Beneficios de la vela de soya

El chile: el rey de la comida mexicana

El arte de desmaquillar

Mochilas hechas a mano