Río de Janeiro, un río de historia, turismo y diversión

Las famosas playas de Copacabana, las agitadas noches al ritmo de salsa y samba, y un paisaje único, hacen de esta una de las urbes más sorprendentes del continente.
Río de Janeiro, un río de historia, turismo y diversión

Aunque la frenética fiesta que se vive durante los días del carnaval  -con mujeres de cuerpos extraordinarios bailando en el salsódromo más grande del mundo y restaurantes que promocionan los desayunos con cerveza- es uno de los principales referentes cuando se piensa en Río de Janeiro, esta metrópoli es un gran destino para visitar en cualquier época del año. Las playas, los parques, el colorido y emblemático centro histórico, la alegría y amabilidad de la gente, la comida y la agitada vida nocturna no dan cabida al aburrimiento. 

Fundada el primero de marzo de 1565, la segunda ciudad más poblada de Brasil es capital del estado de Río de Janeiro y uno de los principales centros económicos y financieros del país. Para conocerla hay que recorrerla y dedicarle por lo menos una semana. Los días se van entre baños de sol en la famosa playa con forma de media luna de Copacabana, las visitas al planetario, a uno de los jardines botánicos más grandes de la región y al mercado popular Uruguaiana, una feria callejera con 1.600 puestos de ropa, artículos electrónicos, comida e incluso muebles.

Además de la oferta cultural, Rio de Janeiro cautiva a los turistas con sus noches llenas de vida, de música y folclor. Exclusivas discotecas, restaurantes con lo mejor de la gastronomía brasileña, bares con espectáculos en vivo y salones creados en los años 20 para enseñar los movimientos de la samba, el forró y el bossa-nova le quitan el sueño a los visitantes y mantienen viva la ciudad hasta el amanecer. 

 

Dónde quedarse

 

JW Marriott

Avenida Atlantica, 2600, Copacabana 
Tel.: (5521) 25456500
www.espanolmarriott.com

 

Caesar Park

Av Vieira Souto 460
Tel.: (5521) 25252525
www.sofitel.com

 

Belmond Copacabana Palace

Avenida Atlântica 1702
Tel.: (5521) 25487070 
www.copacabanapalace.com

 

 

Lugares imperdibles

Corcovado: en este morro de 706 metros de altura se encuentra una de las siete maravillas del mundo moderno, el Cristo Redentor, símbolo de Brasil. Cada media hora sale un tren hacia este lugar. 

Laguna Rodrigo de Freitas: atraviesa los parques de Cantagalo, Taboas y Patins. Se puede contemplar recorriendo los 9,5 km de ciclovías que la rodean o  remando a bordo de un pequeño bote. A su alrededor hay decenas de quioscos con bares y restaurantes. 

Lapa: un barrio bohemio repleto de tiendas y restaurantes. Los lugares más representativos son los Arcos da Lapa, el Circo Voador y Fundição Progresso en donde se presentan espectáculos musicales. 

Estadio Mário Filho: ícono del fútbol brasileño y escenario de la final de la Copa Mundo 2014. Además de recorrerlo vale la pena visitar el museo y su paseo de la fama, en donde están grabados los pies de los jugadores más famosos de la historia del país carioca. 

 

 

Planes nocturnos

Ambientarse para la agitada noche carioca comiendo y tomándose unos tragos en Cervantes y el Bip-Bip, dos de los locales más concurridos de Copacabana. 

Divertirse al ritmo de la electrónica y el dance brasileño en Casa de Matriz, en el barrio Botafogo. Sus puertas se abren a partir de las 10 de la noche y no se puede ingresar en chanclas ni en ropa de playa. 

Aprender a bailar samba y lambada en Estudantina, Casa Rosa y Sacrilegio, tres de los salones o gafieiras más populares de la ciudad. 

Disfrutar de espectáculos en vivo de reggae, rock, jazz y ritmos típicos brasileños como la samba, el bossa-nova, el bossa-jazz y el forró. 

 

Diversión y entretenimiento

 

Pasear por el centro y disfrutar de las edificaciones y de un ambiente en el que se siente la influencia europea mezclada con un exuberante paisaje tropical. 

Subir al morro Pan de Azúcar, en la boca de la bahía Guanabara, y divertirse paseando en tranvía o escalando rocas de 400 metros de altura. 

Recorrer uno de los barrios más pintorescos de Río: Santa Teresa. Ubicado en lo alto de una colina, es hogar de artistas y un concurrido escenario para comer o tomarse unos tragos. 

Caminar por el Parque Nacional de la Tijuca. Una de las mayores selvas urbanas del mundo, que atraviesa la ciudad de norte a sur. Vale la pena ir a Vista Chinesa, un mirador a 380 metros de altura, y a la famosa piedra de Gávea. 

Visitar el Jardín Botánico y dejarse embelesar por las palmeras imperiales centenarias, el orquideario y sus más de 600 especies, y el Jardín Sensorial, un espacio creado para los invidentes. 

 

Restaurantes recomendados 

 

Mosterio: en pleno centro de la ciudad se encuentra este típico local que funde recetas tradicionales portuguesas y brasileñas. Fundado en 1964, es atendido por su dueño José Temporão, quien recibió el premio a la Personalidad Gastronómica.

Quinta: considerado uno de los mejores restaurantes de cocina brasileña del exuberante barrio Vargem Grande. Panqueques rellenos de calamar, queso roquefort y parmesano al vino blanco, servidos con salsa de tomate y albahaca, una de las especialidades imperdibles del lugar.

Satyricon: abrió hace más de 30 años y desde entonces ha sido premiado casi una decena de veces por sus exquisitas preparaciones a base de pescados y mariscos. Langostas, camarones y ostras son los protagonistas de sus platos. 

 

Foto: Cortesía Buen Viaje