«Siempre le doy la Bendición a mi hijo antes de cada partido», Mamá de Juan Guillermo Cuadrado

Marcela Bello ha estado con su hijo en las duras y las maduras.
«Siempre le doy la Bendición a mi hijo antes de cada partido», Mamá de Juan Guillermo Cuadrado
Esta antioqueña hoy disfruta del éxito de Juan Guillermo y es la fiel más firme. Orgullo maternal.
 
¿Cuál es el plato que más le gusta a su hijo?
Le encanta el arroz con pollo con salsa de tomate, pero solo el que yo le preparo. 
 
 
A propósito, ¿cómo fue la experiencia del comercial de Fruco?
Lo grabamos en Florencia. Fue muy divertido y es lindo estar en televisión junto a mi hijo.
 
 
¿Qué es lo más difícil de tener un hijo futbolista?
¡Ay! Que me le den tan duro cuando está jugando. Yo me quiero meter a la cancha. 
 
 
¿Y lo mejor?
Es una emoción muy bonita. No tengo palabras para describirlo. Soy una mamá agradecida con Dios por las bendiciones que derrama sobre mi hijo. 
 
 
¿Cuál es la mayor virtud de Juan Guillermo?
Su perseverancia. Nunca se rinde. 
 
 
¿Y su mayor defecto?
Es demasiado bueno. Es confiado. 
 
 
¿Cómo le iba en el estudio?
Descuidaba los estudios, entonces yo le decía que no volvía a tocar un balón hasta que no se pusiera las pilas. Igual siempre fue inteligente. 
 
 
Un plan que disfrutan en familia
Salimos de paseo, vamos a comer, vemos películas. 
 
 
¿Qué pide para esta Copa?
Le pido a Dios que los colme a todos de bendiciones y que puedan llegar a la final. 
 
 
Una manía de su hijo que la enamore.
Lo entregado que es a la gente.
 
 
Una que la desespere.
Es un poco desordenado.
 
 
La mayor virtud de su hijo como profesional.
El amor que le ha puesto al fútbol desde pequeño.
 
¿Y como persona?
Lo sencillo, amoroso y generoso.
 
 
¿Tiene algún amuleto de la buena suerte a la hora de ver los partidos?
Rezar, encomendárselo a la virgen. Siempre le doy la bendición. 
 
 
¿Siempre lo ve cuando juega?
¡Claroo! Mientras pueda, siempre viajo a donde sea.
 
 
¿Quién es el capitán en la casa?
(Risas.) Creo que yo, todavía.
 
 
¿Es usted buena suegra?
Sí, creo que sí. Yo voy a estar con él hasta cuando quiera. Si se casa y quiere que esté con él o cerquita, ahí estaré. No sé qué pase. Por ahora disfruto.
 

Foto: Juan Fernando Cano