"Primero la salud, luego la vanidad", Isabel Cristina Estrada

Actriz, practica atletismo
"Primero la salud, luego la vanidad", Isabel Cristina Estrada

Mis padres me enseñaron a comer bien y a ser atleta. Mi papá nos puso a cada una de sus cinco hijas en semilleros deportivos en Medellín. Cada una escogió el deporte que más le gustaba; yo desde los 9 años estuve en la Selección Antioquia de Vólibol. 

 

Desde ese momento aprendí la disciplina de practicar cuatro horas diarias y hacer mis tareas en las noches después de los entrenamientos, aprendí a ser estricta y organizada con mis tiempos. Cuando vine a Bogotá, tristemente el vólibol desapareció de mi vida, pero empecé a ir al gimnasio y montar en bicicleta. Con Lucas subíamos a Patios todos los días y teníamos un grupo de amigos con los que conocí el running. Empecé a correr y a competir. Adidas me invitó a hacer parte de su equipo y eso me llevó a practicar con más disciplina. Ahora corro todas las carreras del calendario de Bogotá y algunas de Medellín, y este año me invitaron a las competencias latinoamericanas. Hago parte de un grupo de personas que va por el continente -Chile Argentina, Perú, México, Ecuador, Colombia, Puerto Rico-.

 

Entreno con los Goodwillrunnes y gracias a ellos aprendí a mejorar la técnica, en el gimnasio tengo un entrenador para mi preparación física y de propiocepción, que consiste en ejercicios de equilibrio, que activan el centro del cuerpo, hago pesas para fortalecer los músculos, las rodillas, los gemelos y los cuádriceps. 

 

Casi siempre corro una hora diaria. Hago entrenamientos de fondo, de fuerza, en ascenso, otros de fortalecimiento; luego me voy al gimnasio otros 40 minutos. Es un ritual de varios años, es una necesidad de mi mente y de mi cuerpo. Mantiene mi mente activa. 

 

Siempre me he alimentado sano. Mi mamá nos crio con un dicho que yo mantengo hasta hoy: “coma lo que le alimente”. ¿Para qué tomar gaseosa si hay jugo de guayaba, para qué comer chucherías si se puede preparar un sandwich casero? Lo único que he cambiado con el running es que he aumentado mi ingesta de proteína. Yo tengo un metabolismo muy rápido y bajo de peso muy fácil y es muy difícil subir. Como cada dos horas para mantener mi peso y descubrí que necesito batidos de proteína para construir músculo.

 

Yo no adopté este estilo de vida por estar en la onda de cuidarme. No hago dieta, lo digo de manera sincera, me alimento para mi bienestar físico y mental. Primero está la salud y luego la vanidad. El año pasado fui la imagen de la Carrera de la Mujer y fui feliz yendo por el país motivando a las mujeres para ejercitarse. Nosotras somos ejemplo para los hijos, esposos y hermanos y es muy interesante que ellos nos vean madrugar y esforzarnos para entrenar y competir en una carrera, eso tiene impacto muy positivo para la sociedad. 

 

Amo la libertad de correr, de no estar encerrada en cuatro paredes. Mi plan es terminar el calendario de este año de carreras internacionales, y luego, correrlas por mi cuenta. Más adelante quiero tener un bebé. 

 

 

TIPS:

Hidratación y proteína para correr

 

> Es importante hidratarse antes, durante y después de correr. Siempre tomo un vaso de agua en ayunas.

 

> Los batidos de proteína ayudan mucho cuando hacemos trabajo muscular.

 

> Es importante tomarlos en los treinta minutos después de haber terminado el entrenamiento.

 

> En este caso, el batido NO reemplaza el desayuno.

 

> Hay que desayunar antes de entrenar (cereal en leche de almendras), tomar el batido al terminar el ejercicio y después tomar el desayuno más fuerte (huevos, queso, jamón y algún jugo verde).

 

> No es cierto que todos los batidos aumenten de peso. 

 

> Los batidos sirven para aumentar de peso cuando se toman con una comida principal.

 

Foto: Cortesía Adidas Colombia