Kathy Sáenz: "Lo nuestro fue un escándalo muy bello"

Hace unos años ocurrió la explosión de emociones que la llevó a encontrarse con su hoy esposo, Sebastián Martínez.

Kathy Sáenz: "La diferencia de edad para muchos resultaba escandaloso, pero para mí no"

Kathy Sáenz los ojos le brillan siempre. Cuando sonríe con afabilidad ante la cámara o cuando habla de su familia, de su parche, como prefiere llamar al grupo que integran su esposo Sebastián y sus hijos Alana, Shenoa y Amador.

Le brillan también cuando su memoria se devuelve años y recuerda cómo fue esa primera vez, cuando miró a Sebastián, el joven que llegó a presentar casting para el papel de Ignacio Bueno, en Juegos Prohibidos. Él interpretaría a un aficionado a la vida digital y ella sería Jimena Guerrero, casada y atormentada por un esposo maltratador. 

 

IMG_8700 BN

"Cuando llega la persona que es a tu vida, se trata de algo tan grande y tan especial que es inevitable no reconocerlo."

 

“Cuando llega la persona que es a tu vida, se trata de algo tan grande y tan especial que es inevitable no reconocerlo. Eso me pasó con Sebastián, desde el primer día que lo vi, le miraba los ojos y sentía que nunca había visto a alguien a quien le brillaran tanto, que fueran tan luminosos y que él fuera tan divino. Un ser hermoso. Fue algo impactante”. 

 

“En el comienzo del amor hay sorpresa, el descubrimiento de otra persona a la que nada nos une excepto una indefinible atracción física y espiritual”. Octavio Paz, La llama doble.

 

Empezaron a trabajar juntos y a medida de que lo conocía, precisa Kathy, quien estaba casada y esperaba a su segunda hija, todo lo de él la impactaba más y más. Ya fuera la madurez que manifestaba en cada acto, la manera cómo asumía las cosas de la vida, más cierto y centrado que cualquier hombre de 40 o 50 años... “Eso me abismaba de él y me dejaba muy sorprendida. Provocaba una fascinación  muy grande dentro de mí. Todo sucedía dentro de los límites del respeto, porque él tenía su vida y yo la mía. ¡Era como una bomba por dentro!”.

Una bomba que los superó a ambos. Inmensa, atronadora y potente, abrazó sus cuerpos y sus mentes con un calor inevitable, irrenunciable... Oportunidad de la vida. Respuestas a las preguntas que ella siempre se hacía sobre la pareja, la vida en común, los encuentros y desencuentros que componen el trasegar cotidiano.

 

IMG_8636

"Sebastián fue la más bella oportunidad y me llegó de una forma diferente, especialmente por el tema de la diferencia de edad, que para muchas personas resultaba escandaloso, pero para mí no."

 

Al finalizar las grabaciones, cada uno, de manera independiente, decidió contarle al otro lo que sentía. No buscaban más, dicen, pero aquella fuerza interior los superaba y sintieron que debían expresarlo. Una necesidad imperiosa de compartir. 

Al escucharse, bastó con mirarse para pronunciar la frase que desde entonces los unió: A mí me pasa lo mismo.

“Sebastián fue la más bella oportunidad, y me llegó de una forma muy diferente, especialmente por el tema de la diferencia de edad, que para muchas personas resultaba escandaloso, pero para mí no. Sin quererlo, nuestra decisión y nuestra relación se convierte en inspiración, para trascender, romper, para entender que el amor no tiene edad”. 

 

“El amor nace de un flechazo; la amistad del intercambio frecuente y prolongado. El amor es instantáneo; la amistad requiere tiempo”. O.P.

 

 “Somos dos almas que se encontraron más allá de los años, la raza, el color de la piel o la religión. Dos almas entre las que ocurrió una explosión, grande y mágica”. Las palabras de Kathy se oyen suaves y serenas. Un aprendizaje que le han dado los años, la vida en familia y, sin duda, la compañía de Sebastián. Cuando se refiere al encuentro con él, habla de almas, de espíritus, y menciona a su terapeuta desde hace 14 años, Luis Fernando Leal. “Estaba muy perdida en mi vida, en cuanto a todo, muy desestabilizada. No tenía claridad en muchas cosas. Era muy joven y mi colega Martina García me presentó a Luis”. 

 

“El amor traslada al cuerpo los atributos del alma y éste deja de ser una prisión”. 

O.P.

 

“Después de desear y añorar mucho una relación estable en mi vida, quise tener algo para siempre, sembrar bonito, deseaba sembrar para una buena cosecha de vida y me llegó. Desde muy joven lo deseaba: una relación bella hasta el fin de mis días. ¡Y llega! Sin pensarlo, sin darme cuenta y con una persona que nunca me imaginé. ¡Éramos compañeros de trabajo y ya!

 

IMG_8428

"Cuando se desató todo, dije: asumo lo mío. Decidimos entregarnos a eso tan fuerte que estábamos sintiendo."

 

¿Cómo reconocer esa explosión de la que ella habla con tal certeza? “Cuando dos almas se encuentran, lo sienten y no hay nada qué hacer. Todo llegó de una forma abrupta. En su momento fue un tema muy fuerte. Todo era muy raro. No pedí que me llegara así. Así me lo mando mi Diosito de arriba y fue muy fuerte: yo tenía mi vida, casada con el papá de mis dos hijas, embarazada. Cuando lo hablé con Sebastián era tan fuerte, que entendimos que queríamos estar el uno con el otro para toda la vida”. 

Ella sentía que la vida se volvía mágica. Entre más conocía a Sebastián, más sentía un desborde emocional. “La sensación era que se me iba a salir el alma por los poros. Y nunca me había pasado eso con ningún otro ser humano”.

 

“La atracción está hecha de humores animales y de arquetipos espirituales, de experiencias infantiles y de los fantasmas que pueblan nuestros sueños”. O.P.

 

Paso a paso

Todos, dice Kathy, necesitamos personas que nos avisten el camino, que nos aclaren cosas, que nos ayuden a encontrar respuestas sobre dónde estás parado y para dónde vas. “Luis Fernando Leal es esa persona en mi vida. Lo que vivía era tan fuerte que yo pensaba que me iba a aplastar, pero él me aportaba la claridad necesaria. Eso, sumado al sentimiento tan profundo y fuerte por Sebastián; hizo todo más llevadero. Está pasando el huracán sobre nosotros, pero ahí vamos, me repetía una y otra vez”. 

Por eso, por el escándalo y los juicios externos, decidieron hacer más privada su vida privada. “Duramos mucho tiempo esperando que la gente aplacara sus sentimientos, sus emociones, porque la gente que se ve reflejada en tu situación es la que más se molesta y cuestiona, como una manera de decir ‘no me lo muestres, por favor’. Era cuestión de esperar, e hicimos una vida con nuestros amigos, no salíamos a eventos para no generar ruido. Y luego, cuando cada uno estaba trabajando en sus proyectos, la atención se disipó. Yo, por ejemplo, empecé a hacer Pura sangre, una novela que tuvo mucho éxito”, recuerda la actriz que hoy está al aire con Las Santísimas.

 

IMG_8735

"Lo nuestro fue un escándalo muy bello, que rompió una barrera social, de estigma, porque la gente no se atrevía a hacerlo."

 

Todo han sido procesos que ella lee como indispensables para crecer y comprender muchas cosas de su ser interior. Ante una ruptura, sostiene, hay que entender qué pasó, qué lecciones te deja. Y cuando uno entiende que es una lección de la vida, entonces aparece otra persona sin darte cuenta. Siempre la vida se lo tiene a uno guardado. “Le digo a Sebastián que Dios no se queda con nada y que siempre hay algo para uno. Hay que aguantar ese momento difícil, como nosotros lo hicimos, sanar y aprender a ser mejor para alguien que va a llegar. Sebastián es un regalo divino”. 

Y si bien vivieron tiempos complejos, nunca pensaron en irse del país. Las hijas de Kathy estaban pequeñas y ella sabía que debían estar cerca de Sammy Bessudo, su papá. 

“El trabajo estaba acá. Y había que enfrentar lo que sucedía. ¿A quién no le ha pasado esto en la vida? Es algo que no tienes que esconder. Al que no le gustó, ok, le diría que se revise para entender por qué no le gusta, qué quiere decir que le moleste”. 

 

"Es un misterio en el que interviene una química secreta y que va de la temperatura de la piel al brillo de la mirada, de la dureza de unos senos al sabor de unos labios". O.P.

 

La magia

Ayer en Juegos Prohibidos, como compañeros de trabajo, la  sorprendía el impresionante talento de su colega de reparto. Hoy, después de casi 10 años juntos, el asombro ante su compañero de vida se mantiene. Hay admiración y reconocimiento mutuo. “Amo el ser humano que es, los valores profundos que tiene y expresa. Me hace reír mucho, me hace muy feliz, tiene un candor especial dentro de él y esa es una condición valiosa en el mundo actual. Eso lo adorna y hace que yo sea muy feliz a su lado”. 

 

IMG_8469

"La sensación era que se me iba a salir el alma por los poros. Y nunca me había pasado eso con ningún otro ser humano."

 

En esa nueva oportunidad de vida había más personitas involucradas: las dos hijas de Kathy con su exesposo Sammy. “Era un tema que me preguntaba, sobre cómo asumiría Sebastián a mis hijas. Él me aceptó con mis dos pequeñas y lo asumió con entereza y madurez. Las adora. Es respetuoso y un bacán con ellas, sin intentar suplantar roles. Ellas tienen a su papá, que es maravilloso. Y ese concepto de familia se fue construyendo muy bien, con naturalidad. Luego, hablamos de tener un hijo los dos. Somos uno solo. Y cada día se va descubriendo la relación de familia que integramos. Somos un parche”. 

 

“El amor mezcla la tierra con el cielo: es la gran subversión. Cada que el amante dice: te amo para siempre, confiere a una criatura efímera y cambiante dos atributos divinos: la inmortalidad y la inmutabilidad”. O.P.

 

La pareja

Sobre la construcción de los dos como pareja, Kathy destaca la relevancia de dos elementos: aceptación y diálogo. El primero, para reconocer a la otra persona, con sus altas y bajas. El segundo, para no acumular emociones y darle forma a la amistad, como base fundacional de la vida en pareja. 

“Primero uno tiene que revisarse cómo es, quererse y amarse como es, con todas las zonas oscuras que traemos, porque todos tenemos nuestra parte complicada, y nuestra parte bella. Y ver al otro, aprender a amar todo lo del otro, incluso lo que no me gusta. Eso es lo que hace que uno todo el tiempo esté rompiendo barreras.

 

IMG_8564

"El me aceptó con mis dos hijas pequeñas. Las adora. Es respetuoso y un bacán con ellas, sin intentar suplantar roles."

 

En mi caso fue así: todo el tiempo estaba buscando un ideal de hombre que no existe. No hay perfección en ningún ser humano. Yo buscaba la perfección y por eso tantos choques, separaciones y rupturas, ese hallazgo nunca iba a ocurrir. Cuando la persona me mostraba su parte no tan chévere, no me gustaba y salía huyendo.

Lo lindo es saber que la otra persona tiene lo que tiene, lo que te gusta y lo que no y lo amas así. Primero hay que aceptar para amar. Y luego, hablar mucho. Sebastián y yo hablamos. A veces me dice, ‘yo creo que ninguna pareja habla tanto como nosotros’. 

Nos decimos todo, analizamos qué pasó y las razones. Si algo no me gustó, él me ha enseñado a hablarlo, a decirlo, a conversar. Todo el tiempo estamos en esa sintonía. Muchas parejas no hablan y no se dicen las mínimas cosas y esas son las que más tallan. Yo antes pensaba, es algo mínimo, que bobada decírselo, y he aprendido que esas cosas pequeñas son las que más me quedan tallando y él de inmediato se da cuenta”.

 

“El amor no es deseo de hermosura, es ansiedad de completud”. O.P.

 

Inspiradores

Estos años juntos los han enriquecido. Ella celebra la alegría de su compañero, la complicidad mutua como un regalo diario; en tanto él asegura que ella le cambió la óptica de la vida. Le ha enseñado el amor a los animales, a la naturaleza, el contacto espiritual. Juntos han descubierto el valor de la meditación, ambos se hicieron vegetarianos y se revisan constantemente desde su interior, para ser mejores seres humanos. 

Ya quedó atrás la época en la que los miraban con extrañeza en la calle o que alguien se acercaba a susurrarles en secreto lo que estaba viviendo: mujeres enamoradas de hombres menores. O jóvenes cortejando a una mujer mayor, que veían en ellos una inspiración, el impulso para atreverse a estar juntos, a vivir, al final de cuentas.

La tranquilidad entró en sus vidas, las miradas prejuiciosas se alejaron y las conversaciones surgen desde el reconocimiento y la admiración.

“Fue un escándalo muy bello que rompió una barrera social, porque antes la gente no se atrevía a hacerlo. Parejas como la nuestra se miran hoy con más naturalidad, en el medio y en la vida cotidiana”. 

 

“El amante ama al cuerpo como si fuese alma y al alma como si fuese cuerpo”.  O.P.

 

Del amor y sus demonios

“El amor está compuesto de contrarios pero que no pueden separarse y que viven sin cesar en lucha y reunión con ellos mismos y con los otros. 

Estos contrarios, como si fuesen los planetas del extraño sistema solar de las pasiones, giran en torno a un sol único. Este sol también es doble: la pareja. Continua transmutación de cada elemento: la libertad escoge servidumbre, la fatalidad se transforma en elección voluntaria, el alma es cuerpo y el cuerpo es alma. Amamos a un ser mortal como si fuese inmortal. Lope lo dijo mejor: a lo que es temporal llamamos eterno. Sí, somos mortales, somos hijos del tiempo y nadie se salva de la muerte. No solo sabemos que vamos a morir sino que la persona que amamos también morirá. Somos juguetes del tiempo y sus accidentes: la enfermedad y la vejez, que desfiguran al cuerpo y extravían al alma”. La llama doble, Amor y erotismo. Octavio Paz. 

 

 

IMG_3806

 

Kathy Sáenz

- 43 años

- Actriz

- Casada con Sebastián Martínez.

- Madre de tres hijos: Alana y Shenoa Bessudo, y Amador Martínez.

- Fue virreina nacional de la belleza, modelo y jefe de relaciones públicas de Caracol Televisión.

- Estuvo casada con Víctor Mallarino y Sammy Bessudo. 

- Presentadora de Magazín Caracol y Panorama.

- Ha actuado en Las Santísimas, Graduados, Amo de Casa, Primera Dama, Un Sueño Llamado Salsa, El penúltimo beso, Pura Sangre y Juegos prohibidos, entre otros.

 

 

 

Por Beatriz Arango / Fotografía: Hernán Puentes 

Asistente de fotografía: Junior Rojas / Maquillaje y peinado: Alex Ospina  

Vestuario: Beatriz Arango / Producción: Mónica María Moreno 

Set: Devorah Goldd Studio