Consejos para la higiene íntima de hombres y mujeres

Una correcta higiene íntima asegura una buena salud y el desarrollo de una vida sexual saludable y segura.
Consejos para la higiene íntima de hombres y mujeres

El tema de la higiene íntima sigue siendo a veces difícil de tratar pero no menos importante. La mayoría de conocimientos que tienen las mujeres es originado por consejos que se pasan unas a otras sin mayor rigor y por eso siguen habiendo mitos que les impiden tener hábitos más adecuados.

Aunque las mujeres tienden a darle al hecho más importancia que los hombres, lo cierto es que ambos por igual deben incluir dentro de las rutinas diarias una correcta limpieza genital cada mañana a la hora del baño. Hacerlo se convierte en un factor determinante para asegurar la salud sexual y el bienestar de los genitales.

 

Tips para una buena higiene íntima

1. Lava únicamente con agua y un jabón hipoalergénico (el mercado vende productos especiales para la higiene íntima) que no irrite la delicada piel de esta zona.

2. La mujer debe limitar la limpieza a la vulva, sin incluir el interior vaginal. Se recomienda que abra un poco los labios vaginales para que el agua penetre y retire el esmegma (grasa) que tiende a acumularse a lo largo del día.

3. El hombre debe bajar el prepucio y limpiar el glande con abundante agua y jabón suave para evitar secreciones y mal olor.

4. Es importante secar muy bien los genitales para evitar la humedad y el calor, que luego son responsables de la aparición de hongos y bacterias (causantes del mal olor).

5. Algunos jabones antibacteriales son muy fuertes y pueden resecar la piel. Para limpiar la zona genital se recomiendan los jabones líquidos que tienen el pH ácido y no alteran la flora. Los jabones en barra suelen ser más alcalinos y se pueden convertir en causantes de irritaciones y resequedad excesiva.

6. Durante la menstruación la mujer puede usar tampones perfectamente pero debe asegurarse de cambiarlos (al igual que las toallas higiénicas) mínimo cada tres horas para evitar los malos olores.

 

Lo que no debes hacer

Aunque los protectores diarios ayudan a conservar la ropa interior, no son recomendados por los especialistas porque contienen productos químicos y materiales sintéticos que pueden causar alergias y alterar el pH natural. Su uso continuo impide la ventilación de los genitales y aumenta el riesgo de infecciones.

1. Evita la ropa interior sintética. La de algodón es la más recomendada para evitar las infecciones y las alergias.

2. Nunca emplees duchas vaginales porque esto puede destruir la flora vaginal que es necesaria para mantener el funcionamiento normal y el pH regulado.

3. Evita retirar la totalidad del vello púbico. Conservar un poco junto al clítoris ayuda a prevenir infecciones.

4. No use ropa excesivamente ajustada. Esto impide la ventilación de las zonas vaginales y genera sudor y calor que aumentan los malos olores y la aparición de bacterias.

5. Aunque hay una creencia acerca del riesgo de adquirir enfermedades de trasmisión sexual en baños públicos, lo cierto es que son seguros porque estas infecciones no se transmiten sin que haya contacto directo sexual entre las personas.

Ten en cuenta que los genitales producen olores que son normales y en ningún momento constituyen síntomas de enfermedad o falta de aseo. Sin embargo es importante estar atenta a los flujos vaginales de colores fuertes y olores desagradables porque puede tener una infección que debe ser tratada por el ginecólogo.

La higiene íntima es un hábito más que debe sumarse al baño diario, pero debe complementarse con visitas periódicas a los especialistas (ginecólogos y urólogos).

Es importante que las mujeres se realicen las citologías anuales para descartar cualquier enfermedad crónica o severa relacionada con los órganos

 

Foto: Istock

Temas relacionados

 

últimas noticias

Beneficios de la vela de soya

El arte de desmaquillar

Mochilas hechas a mano

Trece instrucciones para volar en parapente