Chocolate: un manjar al servicio de la belleza

El cacao, que en la antigüedad era un fruto sagrado para el pueblo maya, hoy en día es un gran aliado en el cuidado de la piel.
Chocolate: un manjar al servicio de la belleza

El chocolate no es sólo una fuente de nutrición, energía y vitalidad, sino también de belleza. Tanto su consumo en golosinas y bebidas como su aplicación en mascarillas, es igualmente benéfico y reconfortante para el cuerpo.

Por su elevado contenido de magnesio, el chocolate es regenerador de células y un relajante muscular por excelencia. Además, facilita la circulación sanguínea y ayuda a mantener saludable el corazón.

 

Depilación

La eliminación de vellos con cera de chocolate es recomendable, incluso en las partes más delicadas del cuerpo como las axilas, el labio superior y la ingle, pues hidrata, suaviza y revitaliza la epidermis. Su composición de aceite de cacao, aceite de almendras y vitamina E hace que esta cera depilatoria sea ideal para pieles delicadas o secas que se irritan con mucha facilidad.

 

Chocolate hasta para untar

Las numerosas bondades del chocolate han impulsado a las marcas de cosméticos más reconocidas del mundo a desarrollar productos como cremas, geles, exfoliantes y jabones. The Body Shop fue la compañía precursora con su línea Cocoa Butter, orientada a proporcionar elasticidad y nutrición a las pieles secas gracias a su base de manteca de cacao. La compañía Biotherm aprovechó las propiedades reafirmantes del aceite de cacao y lanzó al mercado el anticelulítico Celluli-Choc para combatir la celulitis.

 

Chocolaterapia y el éxtasis de los sentidos

La chocolaterapia es uno de los tratamientos más populares en los centros de estética y spa. Consiste en masajes corporales relajantes con un líquido espeso que resulta de la pasta de cacao. Este tipo de chocolate, que viene en pastillas y no es para el consumo, se derrite en un horno y posteriormente se mezcla con aceite de almendras dulce.

De acuerdo con estudios realizados por los cosmetólogos del Instituto Terapéutico Grotta Giusti Terme de Italia, la absorción del cacao a través de la piel, mediante un masaje, produce la misma sensación placentera que comer una caja de chocolates. Lo mejor de todo es que ¡no engorda!

 

Mascarilla facial de chocolate

Para aplicar este tratamiento debes tener tu rostro perfectamente limpio y seco.

 

Ingredientes:

¼ de taza de cacao en polvo.

- ¼ de taza de miel.

- 3 cucharaditas de crema de avena.

- 3 cucharaditas de leche entera.

 

Preparación:

- En un recipiente bate muy bien todos los ingredientes y luego calienta la mezcla en el horno microondas durante un minuto.

- Con los dedos esparce la pasta espesa sobre el rostro, evitando las áreas de los ojos y la boca. Deja actuar durante 15 minutos. Retira la mascarilla con una toalla humedecida en agua tibia. Para terminar, aplica una crema humectante.

 

Mascarilla corporal anticelulitis y antiestrías

Ingredientes:

- ¼ de taza de manteca de cacao

- ½ taza de chocolate en cuadritos, rallado o en chips

- 2 cucharadas de leche entera

- 5 cucharadas de jugo de jengibre

 

Preparación:

Pon el chocolate al baño de María durante 10 minutos.  Cuando se derrita y su calor sea soportable al contacto con la piel, aplica una capa sobre las zonas afectadas por celulitis y estrías (muslos, nalgas, abdomen). Posteriormente, envuelve en un plástico las áreas donde aplicaste la mascarilla y deja actuar durante 20 minutos. Retira el chocolate y finaliza realizando un suave masaje con la manteca de cacao.

 

Foto: iStock. 

 

últimas noticias

Trece instrucciones para volar en parapente

Cinco curiosidades sobre los zurdos

¿Es malo quedarse en la cama todo el día?