¿Cirugías plásticas antes de crecer?

La presión sobre los modelos de belleza y la falsa percepción de sí mismas, las lleva a recurrir a esta "solución".

 

 

La escena de una jovencita que llega a la consulta con una fotografía de su cantante favorita, y espera tener su mismo perfil, no es una simple anécdota.  Cada vez son más frecuentes las visitas al cirujano plástico con la esperanza de mejorar la autoestima de los menores de edad. Pero parece que ante este afán de aceptación social o la búsqueda de una aparente perfección estética, no se han tenido en cuenta los problemas que pueden acarrear este tipo de intervenciones quirúrgicas en personas que no han terminado su desarrollo físico.

 

Para frenar el tinte de ‘normalidad’ que se le ha querido dar a la cirugía plástica en los menores, se debe tener en cuenta:

 

 

La cirugía estética en edades tempranas no es aconsejable, ya que puede provocar alteraciones en el desarrollo o resultar inútil con el paso del tiempo.

 

No se debe operar cuando el paciente aún está en período de crecimiento y desarrollo.

 

Antes de tomar cualquier decisión es conveniente someter al menor a un examen psicológico previo. Es usual que exista una inmadurez emocional y de personalidad que les hace tomar decisiones de las que luego pueden arrepentirse.

 

Las cirugías plásticas sólo deben realizarse en casos extremos, como la operación de orejas o reducción de busto en casos de malformación.

 

Los menores de edad necesitan el consentimiento de sus padres y su opinión debe ser tenida en cuenta si la intervención implica un grave riesgo para su salud.

 

Sin embargo, muchos padres terminan cediendo a los caprichos de sus hijos y les regalan de cumpleaños una nueva nariz, una talla más de brasier, dos tallas menos de pantalón, una cintura de avispa o un abdomen de concurso. Las implantaciones de prótesis mamarias y las liposucciones se llevan el primer lugar entre los sueños de las adolescentes.

 

Algunos  jovencitos también se interesan por la liposucción de abdomen, pero se inclinan mucho más por las operaciones para corregir las ojeras y las bolsas de los ojos. Pero este es un asunto de sumo cuidado. A juicio de los profesionales, la cirugía estética debe enfocarse en solucionar problemas y no hacerse sólo para adaptarse a la moda.

 

Pero otras intervenciones no plantean problemas. Las operaciones de orejas se pueden hacer desde los siete años. Para los niños que sufren un trauma, porque en el colegio son objeto de burlas, la cirugía ayuda a terminar con ese calvario. Además, la cirugía puede tener un efecto positivo cuando se trata de corregir malformaciones, cicatrices o defectos.

 

Finalmente, en Colombia si el médico considera que el paciente tiene un desarrollo hormonal adecuado para practicarse una cirugía plástica estética podrá realizarse este procedimiento. Realmente es un asunto de madurez.

 

 

Foto: Getty

Temas relacionados