Cuerpo de verano

Las vacaciones se acercan y ya no es hora para lamentarse por lo que no hizo. No se angustie, todavía le quedan unas semanas para que luzca una bonita figura y disfrute de los días de descanso sin remordimientos.
Cuerpo de verano

Faltan apenas unas semanas para la temporada de vacaciones y acaba de darse cuenta de que las metas que se había propuesto a comienzo de año se quedaron en aire. No cumplió con los 30 minutos de caminata diaria, con la dieta de cero harinas en la noche ni dejó el adorado dulce de la tarde. Esas promesas que siempre hace y que por múltiples razones se van posponiendo hasta que llega la hora de acudir al clóset y sacar toda la ropa de verano, incluyendo los temidos bikinis.

Aunque su figura no es la ansiada 90-60-90, aún hay cosas que se pueden hacer durante esas dos semanas ‘milagrosas' anteriores a las vacaciones. Si se lo propone puede devolverle la suavidad a su piel, darle una buena tonicidad a sus músculos y perder incluso uno que otro kilito de más que con voluntad y trabajo la harán lucir linda en bikini.

No pierda más tiempo y póngase manos a la obra. Revise cuidadosamente su rutina de alimentación. Seguir un régimen de comidas sanas le ayudará a equilibrar su metabolismo y a eliminar toxinas acumuladas.

Retome el ejercicio, aunque sea 20 minutos diarios de caminata. En las mañanas aplique una crema reafirmante para disminuir la celulitis y tensar la piel. Antes de acostarse haga abdominales (mínimo 200 repeticiones) y ejercicios de pierna y brazos para tonificar. Si el hábito de hacer ejercicio no es lo suyo reemplace el uso del automóvil cuando las diligencias le queden cerca y suba por las escaleras en vez de usar el ascensor. Si definitivamente se siente incapaz de ejercitarse, revise las calorías que consume y restrínjalas.

Aunque no lo crea, el descanso y el sueño son aliados indispensables en la meta de embellecer la figura. Si tiene oportunidad haga una pequeña siesta o relájese 20 minutos en su puesto de trabajo para recargar energías. Es importante que duerma mínimo ocho horas para permitirle al cuerpo reponerse completamente de los afanes del día y el estrés acumulado durante la rutina laboral. Sin embargo, aunque el cansancio apremie, a veces no es fácil conciliar el sueño. Para contrarrestar el insomnio aplique estas recomendaciones, que en todo caso no aliviarán un caso crónico que debe ser tratado por un médico.

Para dormir bien

> Haga su última comida mínimo una hora antes de ir a la cama. Nunca coma inmediatamente antes de dormir.

> Evite los condimentos y las salsas que pueden convertir la digestión en un suplicio que no lo dejará dormir bien.

> Una ducha de agua caliente le ayudará a aliviar el cansancio y a relajar el cuerpo para inducir el sueño.

> Evite los televisores y los equipos de sonido encendidos en la habitación a la hora de dormir.

> Tome una infusión de cidrón o manzana verde, media hora antes de ir a la cama.

El pelo

El pelo es una de las partes del cuerpo que más sufre cuando hablamos de vacaciones. Agentes como el sol, el polvo, el agua salada, la arena y la brisa resecan el cabello y lo debilitan haciéndolo lucir áspero, opaco y reventado. Para evitar el deterioro es importante comenzar una rutina de prevención un tiempo antes de exponernos a las inclemencias del verano y continuar con los cuidados durante el período de vacaciones. Pero hay cuidados que deben tenerse no sólo para las vacaciones sino para todo el año como cortar frecuentemente las puntas, masajear el cuero cabelludo cada noche o antes del baño, cepillar el pelo varias veces durante la noche, elegir el champú y acondicionador para su tipo de pelo y tener una alimentación sana.

Sin pelos de punta

 >Adicione un tratamiento intensivo de hidratación a la rutina del champú y el acondicionador.

> En lo posible evite el secador. Si lo usa todos los días aplique antes unas ampollas reparadoras para contrarrestar su efecto nocivo.

> Incluya en la alimentación productos lácteos para reforzar la dosis de calcio.

> Tome suficiente agua diariamente.

> Evite peinarse con cepillo para no reventar el cabello.

> El mercado ofrece productos con filtros UV para proteger el pelo de los rayos ultravioleta.

> Tome una ducha de agua dulce antes y después de meterse a piscinas y al mar.

> Asegúrese de cubrirse con gorra o sombrero la cabeza.

Temas relacionados

 

últimas noticias