Los beneficios de la siesta

Según una investigación de la Universidad de Berkeley dormir 90 minutos de siesta en la tarde aumenta la capacidad de aprendizaje.

 

Para el estudio se utilizaron 39 adultos que se dividieron en dos grupos, los que dormían siesta y los que no. A las 6:00 p.m. se le pidió a ambos grupos que realizaran tareas de aprendizaje.

 

Quienes no habían dormido siesta fueron más lentos con los ejercicios, mientras que los que habían dormido 90 minutos obtuvieron mejores resultados y mejoraron su capacidad de aprendizaje en comparación con la mañana.

 

Los resultados apoyan la teoría que afirma que dormir es necesario para renovar la memoria a corto plazo y abrir un espacio para nueva información. Por eso, pasar un día sin dormir resulta bastante perjudicial para el aprendizaje, pues reduce en casi un 40% la capacidad de aprender actividades nuevas.

 

 

Foto: Istock

Temas relacionados