Los juguetes adecuados para los niños

El juego es algo más serio de lo que se imagina. Aprenda a seleccionar el juguete adecuado para cada edad.
Los juguetes adecuados para los niños

Todos los padres deben ser conscientes de que el juego contribuye al aprendizaje de los niños. Gracias a él los pequeños construyen vivencias emocionales y ponen en marcha papeles que probablemente tendrán que desarrollar en el futuro. Jugar les permite adquirir saberes y experiencias mientras disfrutan y es indispensable pues contribuye a su desarrollo físico, mental y emocional.

Aun así, es importante tener en cuenta que no todos los juguetes pueden resultar apropiados para los niños. Es clave saber que la edad del pequeño es un factor básico a la hora de elegir los objetos con que hará sus juegos; de lo contrario éste puede resultar lesionado con piezas que no son apropiadas para su momento de vida o que estén confeccionadas con materiales que lo puedan lastimar.

También es bueno identificar qué tipos de juguetes se compran: se deben evitar los objetos y sobre todo los juegos que fomenten la competitividad y hagan crecer a los niños con la idea de que siempre tienen que ser los mejores; situación que puede ocasionarles una presión perjudicial en el futuro. Tampoco es recomendable usar los juguetes como pretexto para premiar o castigar a los pequeños.

Al final, la selección de los juguetes adecuados para niños podría dividirse en cuatro etapas fundamentales:

De 0 a 2 años:

Durante este período el pequeño está empezando a conocer y dominar su cuerpo. Por eso los mejores juguetes son aquellos que le ayudan a desarrollar sus sentidos y a afinar la coordinación: sonajeros, móviles colgantes, muñecos, libros didácticos y elementos de gimnasio especializados para bebés. Cuando comienzan a gatear y luego a andar, son recomendables triciclos sin pedales y columpios. De igual manera, juguetes como pelotas, muñecos, osos, cubos y juegos de bloques son ideales para este período.

De 2 a 6 años:

En esta etapa los niños desarrollan su imaginación y el juego se convierte en la manera que encuentran para realizar sus deseos. Carros que puedan empujar, herramientas de plástico, muñecos, cubos y palas para jugar con arena, caballos de palo, pintura y arcilla, entre otros, son elementos que les ayudarán a fomentar sus juegos imaginarios. A partir de los tres años, cuando comienzan a relacionarse con otros niños, son ideales triciclos, patines y carros de pedales. También comienzan a adquirir importancia los rompecabezas y los juegos de construcción. Este período es adecuado para fomentar los juegos de rol, que les desarrolla la capacidad para ponerse en el lugar del otro.

De 6 a 12 años:

Etapa ideal para darles juguetes relacionados con el ejercicio físico; así, los niños podrán desarrollar su habilidad, destreza y capacidad de crear. Bicicletas, patines, yoyos, cometas, balones y pelotas son adecuados para este período. También elementos que les desarrollen destrezas y aptitudes nacientes como instrumentos musicales de juguete y bloques para construir objetos.

De 12 años en adelante:

Una edad clave porque los niños comienzan a construir su identidad. Los padres deben estar pendientes sobre sus aficiones y fomentarles todo aquello que vean que le guste y que, por supuesto, no sean riesgosos. Es una edad ideal para introducir los videojuegos.

Algunos consejos:

» Tenga en cuenta la edad del niño a la hora de comprar juguetes. No les dé a sus hijos juguetes diseñados para mayores o menores que él.

» Es importante que, de acuerdo con sus necesidades, el niño tenga la libertad de elegir sus juguetes. No trate de imponerle sus gustos pues probablemente serán diferentes a los del pequeño.

» Busque juguetes adecuados para potenciar las diferentes aptitudes y habilidades de los niños.

» Evite comprarles juguetes que fomenten la agresividad o los comportamientos intolerantes.

» Recuerde que el niño debe ser siempre el protagonista del juego.

 

últimas noticias

Trece instrucciones para volar en parapente

Cinco curiosidades sobre los zurdos

¿Es malo quedarse en la cama todo el día?