Ojo con las grasas

Según un artículo publicado en Nature Neuroscience, los alimentos tienen un efecto adictivo. Esto podría ser el verdadero origen del sobrepeso y la obesidad.
Ojo con las grasas

 La obesidad afecta a dos terceras partes de los adultos estadounidenses y a más de una tercera parte de su niñez.

Según este estudio, la sobrealimentación podría tener orígenes neuronales o cerebrales similares a los de casos de adicción a las drogas o al juego. Si bien se trata de un experimento de laboratorio realizado con ratones que no puede, en ningún momento, ser reproducido en humanos, el estudio sugiere que los problemas de alimentación y sobrepeso podrían ser estudiados y tratados como se hace en otras adicciones.

MÁS NOTICIAS DE SALUD

Opciones contra males crónicos 

Hace poco se dio a conocer un nuevo centro de entrenamiento para médicos de Colombia y la región andina. Se trata de Medtronic, compañía que ofrece opciones terapéuticas para el manejo de condiciones delicadas, desde la diabetes tipo I hasta el manejo del ritmo cardiaco.

Con toda clase de ‘stents’ cardiovasculares, aparatos implantables y bombas de infusión de insulina y otros medicamentos, esta compañía ha dedicado todos sus esfuerzos a buscar la forma de ayudar en el mejoramiento de la calidad de vida de las personas con enfermedades crónicas de difícil manejo.

Desde soluciones para todo tipo de aneurismas hasta la última tecnología de estimulación neuronal en el cerebro o la médula espinal, Medtronics garantiza una opción terapéutica en las situaciones más críticas de los pacientes más difíciles. Abriendo nuevas puertas de acceso a la última tecnología, garantiza el mejor de los usos en terapias y tratamientos de alto costo. Un privilegio que se tiene que extender a toda la población de médicos y de pacientes. Mayores informes sobre estos tratamientos, en www.medtronic.com

Grasas, dieta y salud

Si bien es reconocido que se deben evitar las grasas de origen animal o grasas saturadas, aún no hay un consenso de cómo se debe modificar la dieta para reducir el riesgo cardiovascular que estas grasas generan.

Con frecuencia, cuando se reducen las grasas saturadas, son reemplazadas con alimentos ricos en calorías, como los carbohidratos refinados, un error que puede tener consecuencias desastrosas para la salud. Investigadores de la Universidad de Harvard quisieron averiguar cuál podría ser una dieta efectiva.

Tras revisar la información de cientos de estudios, con miles de pacientes, establecieron que, evidentemente, se debe evitar el consumo de las grasas saturadas de origen animal. Sin embargo también establecieron que, si el deseo es reducir en 20% el riesgo cardiovascular, se debe aumentar el consumo de las grasas poliinsaturadas, o de origen vegetal.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Beneficios de la vela de soya

El arte de desmaquillar

Mochilas hechas a mano

Trece instrucciones para volar en parapente