Por una mejor higiene íntima

En febrero se llevó a cabo en Varadero (Cuba) el tercer Foro Latinoamericano sobre Higiene Íntima Femenina. En esta ocasión, se reunieron más de 30 especialistas y expertos en el manejo de las enfermedades que con mayor frecuencia afectan el aparato reproductor de las mujeres. Según las estadísticas, las enfermedades inflamatorias e infecciosas de los genitales femeninos, tales como la vaginitis y la vulvitis, representan el mayor porcentaje de la consulta ginecológica en América Latina.

Sin embargo, los participantes a este Foro insisten en que la mayoría de estas situaciones se podrían evitar si se tomaran las medidas de prevención y protección necesarias para un adecuado funcionamiento del sistema. Todo indica que existe una gran falta de información y desconocimiento sobre el tema. Después de tres días de largas charlas y profundas discusiones, se definió la necesidad de promover la educación con más y mejores técnicas de autocuidado. Durante el Foro se presentaron los resultados preliminares de una encuesta que realizaron los médicos asistentes, en donde se definirá la verdadera realidad de la situación de la salud íntima femenina en América Latina.

Secretos de la dieta

Existe un gran debate sobre cuál es el esquema de alimentación que produce los mejores resultados para el control del peso corporal. Por un lado, son muchos los que dicen que lo que genera una pérdida de peso más evidente y duradera es una reducción dramática de los carbohidratos. Otros nutricionistas insisten en que es el control de las grasas y otros alimentos el que genera los mejores resultados.

En los últimos tiempos se han diseñado toda clase de ‘dietas’ que ofrecen diferentes combinaciones de alimentos y nutrientes. Todas con una gran cantidad de seguidores y de críticos. A todos ellos les va a sorprender los resultados de una investigación de científicos de la Universidad de Harvard. El estudio, publicado en el semanario médico New England Journal of Medicine, concluye que todos los esquemas de dieta ofrecen resultados similares. No importa si una persona reduce los carbohidratos, mientras que otros limitan las grasas; los científicos advierten que es la reducción total de calorías –y de las porciones de los alimentos– lo que genera mejores resultados cuando se quiere bajar de peso.

Jupiter marca la diferencia

Júpiter es un gigantesco estudio clínico, multicéntrico y controlado, realizado con todas las especificaciones y características necesarias para hacerlo confiable y seguro. Con casi 20.000 participantes, fue diseñado para investigar la efectividad del tratamiento con rosuvastatina (Crestor®), en pacientes con niveles normales de colesterol, pero con proteína C reactiva (PCR) elevada.

Este medicamento, que fue desarrollado para el control del colesterol en la sangre, se ha visto relacionado con una disminución en la inflamación sistémica, vinculada estrechamente con la enfermedad cardiovascular. La PCR es un marcador de inflamación y con este estudio se ha posicionado como uno de los mejores indicadores del riesgo cardiovascular. Se estableció que el uso de rosuvastatina en personas con niveles normales de colesterol sanguíneo, pero con una PCR elevada, genera enormes beneficios.

Se comprobó que esta medida disminuye el riesgo de infarto en 55% y, en general, reduce en 47% las probabilidades de presentar un evento cardiovascular. Gracias a Júpiter, hoy sabemos más sobre cómo controlar y evitar las enfermedades cardiovasculares.

Temas relacionados

 

últimas noticias