Íconos de la moda en el siglo XX

Un sondeo realizado con motivo de los premios británicos Clothes Show Style reveló los nombres de las musas de la moda entre las décadas del 40 al 90. Seis mujeres incomparables, que se destacaron por marcar sus estilos muy personales, son analizadas por diseñadores colombianos.
Íconos de la moda en el siglo XX

40. Marlene Dietrich.

La imagen de femme fatale de la actriz alemana se impuso en el sondeo ante competidores como la pareja de Fred Astaire y Ginger Rogers; Lauren Bacall y David Niven.

Analiza Isabel Henao

“En los cuarenta la moda fue altamente influenciada por la guerra y la austeridad. Hombros amplios, cinturas entalladas y caderas anchas, envueltos en materiales pesados y durables se veían normalmente en trajes de dos piezas. Marlene Dietrich revolucionó la época: fue radical en su look y jugó con prendas de vestir masculinas. Se atrevió a usar pantalones y le dio un giro al momento. Su pelo en ondas cortas y muy rubias, las cejas arqueadísimas y los labios dramáticos acompañaban su imagen de mujer poderosa, nada frágil y muy provocadora. Actualmente su influencia perdura en tendencias masculinas para mujeres, como la tradición del esmoquin femenino retomada por Yves Saint Laurent”.

50. Audrey Hepburn

La pionera de las mujeres ‘no divas’ se posicionó delante de Grace Kelly, James Dean y Ava Gardner.

Analiza María Luisa Ortiz

“Hubert de Givenchy y Audrey Hepburn fueron una pareja cómplice en la moda. Ella fue la musa con la que él creó un estilo depurado, clásico y muy femenino. La cintura de avispa era su fortaleza, y su cara y ojos expresivos, la debilidad de sus fans. Durante muchos años usó el pelo corto y marcó una época. Hoy vemos elementos que se siguen usando a su manera, como el pequeño vestido negro, los suéteres de cuello de tortuga con pantalones pescadores, los pañuelos amarrados al cuello, los cinturones anchos y la gabardina”.

60. Brigite Bardot.

La sex symbol superó en la encuesta a los Beatles, la actriz Eddie Sedgwick y la modelo Twiggy.

Analiza Beatriz Camacho

“Brigitte Bardot hizo historia en los años 60 y se inmortalizó con su estilo despreocupadamente sexy, rebelde y desafiante. Fue llamada BB, y no por sus iniciales, sino porque sonaba en francés como bebé: un nombre perfecto para su apariencia de niña ingenua y labios rosados, contrastada con su pelo naturalmente salvaje y los ojos enfatizados con delineador negro. En 1956 se casó luciendo un vestido de cuadritos rosados, diseñado por Jacques Esterel, y el mundo se vistió a cuadros. Pero no sólo las mujeres copiaron su estilo, diseñadores como Dolce & Gabbana han sido fieles a su recuerdo. En todas sus colecciones se ve claramente que ella no ha dejado de ser su fuente de su inspiración“. eatles, la actriz Eddie Sedgwick y la modelo Twiggy.

70. Debby Harry Blondie.

La vocalista del popular grupo estadounidense Blondie fue seguida por David Bowie, Bianca Jagger y Diana Ross.

“La historia del atuendo de Debbie Harry va ligada directamente al diseñador neoyorquino Stephen Sprouse. Se conocieron en 1975, cuando él se mudó a su conjunto habitacional. Al año siguiente, con el lanzamiento de su álbum Blondie, Sprouse la vistió para el video de la canción Heart of glass en un traje asimétrico de una sola tira. El resto de la década la vistió con camisetas acuchilladas, minisuéteres y bandanas de color neón, diseñados exclusivamente para ella. Su fuerte feminidad y estilo adelantado a las modas, se mantiene vigente en cantantes como Madonna y Gwen Stefani, quienes a su vez influyen con su manera de vestir a miles de mujeres alrededor del mundo”.

 80. Madonna

La ‘Reina del Pop’ dejó muy atrás a sus rivales Diana de Gales, Joan Collins y Jane Fonda.

Analiza Carlos Valenzuela

“Los años 80 le permitieron a Madonna hacer evidente su pasión por la libertad y su especial capacidad para captar todas las mezclas culturales, étnicas y estéticas. A principios de la década su rebeldía se reflejó en un estilo de colegiala candy: vestida de minifaldas tipo tutú, medias de malla complementadas con calcetines deportivos, o pantalones capri. Más tarde, Jean Paul Gaultier la enfundó en un corsé y les puso puntas a sus senos. La mujer común empezó a combinar esta legendaria prenda con jeans o cualquier tipo de ropa casual. Esta líder de la estética rompe los esquemas, experimenta y disfruta de su juego”.

90. Kate Moss

La única modelo elegida como ícono de una década, les ganó el honor a Linda Evangelista, Erin O’Connor y Victoria Beckham.

Analiza Leal Daccarett

“Kate Moss fue descubierta en 1988 por Sarah Doukas, y desde ese momento se convirtió en la antimodelo. Impuso el estilo ‘waif look’ o ‘grunge chic’: escuálida, poco y nada de busto y un estudiado aspecto de dejadez. Aunque ha inspirado y fue imagen de diseñadores como Calvin Klein, Cavalli y Burberry, es en la calle donde ella realmente ha influido con su imagen urbana y desaliñada que les fascina a las adolescentes. Un estilo que se ha transformado en el ‘trash and boudeville’ desarrollado por diseñadores como Riccardo Tisci, de Givenchy; Jeremy Laing, Meadham, Kirchoff y William Rast. Kate tiene su propia línea de ropa: Top Shop, y es definitivamente su mejor evolución".

Temas relacionados

 

últimas noticias

Tres consejos para aprender a combinar tu ropa

Sobriedad: atuendos en la posesión presidencial