Cinco zonas erógenas para alcanzar placer

Muchos lugares del cuerpo resultan ideales para sentir sensaciones inesperadas, placenteras.

 

Oídos

Uno de los órganos más sensibles por la ausencia de masa muscular. La piel es delgada lo que hace que cualquier susurro se convierta en una sensación placentera.

 

 

Testículos

Muchas veces las mujeres se concentran en el órgano principal masculino, olvidando los testículos que con una caricia muy suave (debido a la delicadeza de esta parte del cuerpo) puede generar una sensación única.

 

 

Pies

Aunque no parezca, los dedos de los pies están conectados con el pene. Durante la relación sexual se aconseja tocarlos o darle sun masaje erótico.

 

 

Estómago

Uno de los órganos más sensibles en la mujer. Un par de besos delicados antes de la penetración, pasar los dedos suavemente por el abdomen puede generar reacciones muy excitantes.

 

 

Ojos

 No es un secreto que cuando vemos una imagen que nos gusta los sentidos se activan. Para estimular este órgano basta con una escena muy erótica. Desvestirse lentamente, mirar a la pareja a los ojos durante los juegos previos, entre otros.

 

 

Foto: Istock

Temas relacionados

 

últimas noticias

Beneficios de la vela de soya

El arte de desmaquillar

Mochilas hechas a mano

Trece instrucciones para volar en parapente