Ábrete sésamo

La tecnología ha llegado a lugares impensables a cumplir labores más bien extrañas, como la de dirimir la eterna pelea de marido y mujer alrededor del uso adecuado del baño.

Self Close, de la compañía Pressalit, es un asiento para inodoro que cumple con la función de abrirse (o destaparse) cuando nos aproximamos hacia él, y de cerrarse cuando nos alejamos. Él solito, sin tomar partido, hará la tarea de subir y bajar el asiento automáticamente gracias a sus sensores de presencia y movimiento. Toda la información sobre este caballero del cuarto de baño se encuentra disponible en www.pressalit.com.

Temas relacionados

 

últimas noticias