GPS con sentimientos

AIDA (Affective Intelligent Driving Agent) es un robot recién desempacado de MIT (Massachusetts Institute of Technology) que, además de GPS, entiende nuestros hábitos de conducción.
GPS con sentimientos

Aprende nuestras rutas y horarios de conducción más comunes hacia el trabajo, la casa, al supermercado, e incluso a nuestros sitios preferidos de compras y entretenimiento. Se entera de cómo está el tráfico para ofrecernos rutas alternas, sabe también cuándo se está acabando la gasolina y es capaz de sonreír y parpadear.

Por ahora AIDA es un prototipo para vehículos Audi, pero probablemente será el nuevo lazarillo tecnológico por las rutas de la ciudad.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Beneficios de la vela de soya

El arte de desmaquillar

Mochilas hechas a mano

Trece instrucciones para volar en parapente