4 razones para casarte íntimamente

Los detalles mínimos son los que marcarán la diferencia de este día especial. ¡Celebra en grande con los seres que más amas!
Pareja tomada de la mano caminando por un valle

 

 

Uno de los momentos más especiales de tu vida está por llegar. Así que tu imaginación se activa, piensas en el pastel, en la decoración en la gran lista de invitados y en que se convierta en un recuerdo inolvidable. Algunas veces el tema puede resultar muy agobiante, por eso es mejor recurrir a la simpleza para tener una boda de ensueño. Aquí te contamos las razones por las que debes recurrir a esta nueva y práctica tendencia:

 

 

Te concentrarás en los detalles

Acude a la practicidad, entre más ahorrativa seas, los resultados serán mejores. Tarjetas elaboradas por ti misma, recordatorios que sean la base de la celebración y el amor en cada detalle de los arreglos de mesa, el vestido y el maquillaje serán tus grandes aliados para este grandioso y esperado días.

 

 

 

Es más fácil de organizar

Todos los días hay una nueva tendencia, lugares, colores, vestidos y hasta sabores que hacen parte de la celebración del matrimonio, pero estamos de acuerdo con que, si no es fácil poner de acuerdo a dos, o tres personas, mucho menos lo será a todo un grupo. Es por esta razón que una boda con pocos invitados es lo ideal para lleva a cabo este momento.

 

La elección de sabores es más sencilla y con seguridad ahorrarás mucho más.

 

 

 

Asistirán las personas que realmente quieres

Tu grupo social con seguridad es muy activo, pero el presupuesto a veces no da para tanto. Es mejor que hagas una selección de las personas verdaderamente importantes para ti. Tú familia y amigos muy cercanos estarán presentes para apoyarte y darte la mejor energía para esta etapa. Será tan selectiva que al momento de ver las fotos todos querrán preguntarte cómo lo lograste.

 

Las obligaciones en tu día no existen, así que tómatelo con calma.

 

 

 

Recordarás todo

Los matrimonios con muchos preparativos y logística causan la sensación de que todo fue muy rápido, no puedes compartir con todos en la reunión posterior a haber dado el SÍ. Por eso, una celebración pequeña, te permitirá actuar con todos, bailar, saludar, llorar y tener los mejores recuerdos posibles, no solo son las fotos, también es todo lo que se te active en la memoria.

 

Ten presente que lo importante no es que todos recuerden el día, sino que quede para siempre en tu emoción y corazón.  

 

 

Foto: Istock