Reencontrarse con uno mismo en el mar

Dos Aguas Lodge es un hotel amigable con el medio ambiente, que trabaja de la mano con la comunidad en medio de la cual fue construido. Un lugar perfecto para conectarse con la naturaleza y la cultura local.

Dos Aguas Lodge está ubicado en Rincón del mar, a tres horas de Cartagena.Foto: Luca Broglia

Rincón del Mar, ubicado a media hora de San Onofre (Sucre), es un pequeño pueblo costero dedicado a la pesca. Tiene una sola vía principal, hecha en arena, y en media hora se recorre a pie.  Allí, en ese pequeño rincón perdido en el Caribe se encuentra un oasis de paz, que tiene como lineamiento principal fomentar el turismo sostenible: beneficiar a la comunidad en la que se encuentra y reducir su impacto ambiental. Dos Aguas Lodge fue creado por una pareja colombo-italiana que se dedica a incentivar en los turistas la idea de hacer un viaje sostenible. 

El hotel está ubicado entre dos cuerpos de agua: el mar Caribe y una laguna de manglares. Para poder hospedarse en este pedacito del paraíso hay que cumplir ciertos requisitos, que asegurarán el bienestar de la comunidad. Entre ellos está cuidar el agua, que en algunas poblaciones de la costa es un recurso muy limitado; no utilizar plásticos de un solo uso y, por supuesto, no perturbar la tranquilidad de los demás huéspedes. Es un lugar para relajarse, para encontrar paz. Por eso, aunque es posible conectarse a wifi, se promueve que los viajeros se desconecten de la tecnología y, más bien, se conecten con las naturaleza y la cultura local. 

Las instalaciones cuentan con diez habitaciones, en las que se pueden alojar máximo 32 personas. Mantener un número de huéspedes reducido  permite  proteger los recursos de la comunidad y, al mismo tiempo, salvaguardar el medioambiente.  

La estructura del hotel fue construida por artesanos con técnicas de la región. Las paredes están hechas de bareque, un sistema de construcción ancestral que se compone de boñiga de vaca, arena y cal. Las puertas fueron elaboradas con caña lata, una planta nativa que crece de manera similar al bambú y se oscurece en cuanto se pela. 

Aunque parece que el mejor plan es ir a ver el atardecer, desde una hamaca, en la terraza, en Dos Aguas Lodge hay más por hacer y los habitantes del pueblo se encargan de que su visita sea todo lo que usted espera. Si le gusta la meditación y el yoga, podrá incluir estas prácticas al paseo, mientras observa el amanecer. También puede recibir un relajante masaje con vista a los manglares y, si quiere experimentar con la cocina costeña, está la posibilidad de tomar un curso rápido de arepas de huevo. No se pueden dejar de lado el recorrido en canoa por los manglares y sus alrededores, y el tour por las islas de San Bernardo: Múcura, Tintipán y Santa Cruz del Islote. Allí podrá almorzar, ver peces de colores y tomar el sol sobre la arena blanca, a unos pasos de su mar cristalino. 

En general, los precios de las comidas y las bebidas son bajos, en comparación con otros sitios más turísticos. Los restaurantes son de la comunidad y a veces incluso se encuentran en sus propios hogares. Hay almuerzos a 20.000 pesos, en promedio. Como es un pueblo dedicado a la pesca, la comida siempre está fresca. Eso sí, hay que tener en cuenta que no hay cajeros automáticos y los negocios locales solo reciben efectivo, así que hay que ser precavido y llevar suficiente. 

(También le puede interesar: Glamping: un hotel bajo las estrellas)

 

 
 

¿Cómo llegar?

Existen dos opciones: tomar un vuelo hasta Cartagena o hasta Sincelejo. Una vez allí, dirigirse al terminal de transportes para subirse a un bus en dirección a San Onofre. Desde Cartagena es un trayecto de tres horas; desde Sincelejo, de una hora y media.  Una vez allí podrán tomar un mototaxi hacia Rincón del Mar (media hora más). Se recomienda viajar de día, ya que la vía no está pavimentada. El barrio La punta, donde se encuentra ubicado el hotel, está al finalizar la vía principal. Para llegar a la puerta del hotel hay que trasladarse a pie, los vehículos dejan a los visitantes a unos 500 metros. 

Precios por persona:

Transporte:
Cartagena – San Onofre: $25.000 / Sincelejo – San Onofre: $10.000
San Onofre-Rincón del Mar: $10.000

Planes:
Masaje relajante: $70.000
Tour Islas de San Bernardo: $120.000
Taller de arepa de huevo: $20.000

884239

2019-10-05T12:01:31-05:00

article

2019-12-16T15:14:14-05:00

mcamacho_250931

cromos

María Angélica Camacho

Turismo

Reencontrarse con uno mismo en el mar

37

4735

4772