Publicidad
El Espectador / 28 May 2015 - 10:12 p. m.

Castañer, la firma de alpargatas de alta costura

Antonio Castañer, nieto del hombre que industrializó la producción de este calzado en España, trae a Colombia su marca de lujo. Historia de una zaga familiar que ha sobrevivido por más de dos siglos.

El Espectador

Castañer, la firma de alpargatas de alta costura
Castañer, la firma de alpargatas de alta costura
Castañer, la firma de alpargatas de alta costura

No es común que una empresa permanezca triunfante en el mercado por más de 200 años, pero si se trata de una compañía que produce alpargatas, suena aun más extraordinario.  Pues eso es Castañer, una firma de calzado española que empezó a finales de 1700 con una producción artesanal y que sigue vigente tras una tradición familiar que ya va en la séptima generación. Antonio Castañer, su presidente actual, defiende el legado de Rafael Castañer, quien empezó con las primeras creaciones en un pequeño taller en Banyoles, una población ubicada en Cataluña.

 

JJH_3832

La marca llega a Bogotá en alianza con Silvia Tcherassi y los mepresarios Samuel Tcherassi y Diana Janna.

 

La historia que cuenta Antonio sobre su empresa  muestra que tuvieron que pasar 150 años para que de una producción artesanal pasaran a una con visos de industrial. La hazaña la lograron, en 1927, Luis Castañer -abuelo de Antonio- y su primo Tomás Serra, quienes hicieron del apellido una marca.

Más adelante, durante la Guerra Civil, la compañía fue nacionalizada y las alpargatas se convirtieron en el calzado oficial de los soldados. Pero serían los padres de Antonio los encargados de darle un vuelco a la empresa. Al término de la confrontación y con la industrialización respirándoles en el hombro, Lorenzo y su esposa Isabel tuvieron la visión de convertir la alpargata en artículo de lujo. Le agregaron color al antiguo diseño y convirtieron este calzado atemporal en un producto de moda, “sobre todo en los países nórdicos”, aclara Antonio.

 

_DSC6743

450.000 pares de zapatos se fabrican al año y se venden 400.000, todos hechos a mano y producidos 100% en España.

 
 

Para 1970, Lorenzo e Isabel visitaron una feria en París y sucedió lo inimaginable: el modisto francés y precursor de alta costura, Yves Saint Laurent conoció las alpargatas. El diseñador pidió a Lorenzo que elaboraran algunos pares para su casa de modas pero con cuña o plataforma.

“Lorenzo aceptó sin dudar, afirmando que ‘si Yves Saint Laurent quería una alpargata con cuña, la tendría’”, agrega Antonio. Este episodio fue la catapulta al éxito ya que las piezas firmadas por Castañer se consolidaron como un calzado de lujo apetecido por artistas e intelectuales de la época.

Hasta ese momento no contaban con ninguna tienda comercial, por lo que en 1994 la familia decidió abrir una en Barcelona. Rápidamente la marca comenzó su expansión alrededor del mundo, en Madrid, París, Saint Tropez y Tokio.

Gracias al auge de Castañer, en 2010, la firma Premium recibió de manos del Ministerio de Cultura de España la Medalla de Oro al mérito de las Bellas Artes, galardón que terminó de poner en el podio del reconocimiento a una empresa familiar que se ha mantenido con la misma esencia durante 88 años.

 

casta§er foto4'

Así lucían un par de alpargaras Castañer hace más de 80 años, cuando las usaban los soldados que iban a la guerra.

 

Este año el turno es para Bogotá, ciudad elegida por Castañer para abrir su primera tienda en Latinoamérica, con el objetivo de expandir el mercado de alpargatas de lujo en el continente. Antonio reconoce que Bogotá es referente de la moda en Colombia. “Queremos acompañar a sus mujeres en el trabajo, en sus vacaciones, y en ocasiones especiales haciéndoles sentir que llevan un calzado único, hecho a mano con mística y diseño”.

Con su apertura en Colombia, Castañer presenta sus más recientes colecciones. Memphis, que transita por colores muy fuertes y veraniegos como el naranja, amarillo limón y verde eléctrico, combinados con atrevidas figuras geométricas mezcladas con yute natural o cuero de cabra y toques metalizados.

Por otro lado, está 50's Swimwear inspirada en las siluetas veraniegas de los años 50 impresas en detalles muy femeninos, como el lino en las alpargatas. La paleta de color es protagonizada por el azul marino, el rosa pálido y el marrón. Los aires náuticos también juegan un papel importante, gracias a los estampados a rayas del estilo navy.

 

JJH_3839

Tonos metalizados protagonizan la nueva propuesta de Castañer.

 

No hay que confundir Castañer con una marca de lujo asequible, porque son dos palabras antagónicas, dice mientras reconoce su primera tienda al norte de Bogotá. “Los Castañer fuimos los que sacamos la alpargata del campo y la llevamos a la Quinta Avenida de Nueva York. La mujer que adquiere un par de Castañer, es una mujer sofisticada, elegante, que valora la belleza, la calidad y cuida todos los detalles de su apariencia. Para nosotros, así es la mujer colombiana”, concluye.

 

Fotos: Juan José Horta.

Síguenos en Google Noticias