Cázame, el regreso de María Cecilia Botero al teatro

Después de una ausencia de casi cinco años, la actriz regresa a las tablas para hacer parte esta obra de teatro inmersivo que, bajo la dirección de Jimmy Rangel, promete romper todas las barreras entre público y escenario.

María Cecilia Botero. Foto: cortesía.

La obra se inspira en la exitosa Sleep no more, que se presenta en Nueva York hace siete años. Allá, la historia se toma todo un edificio, que el público recorre a su gusto. A medida que avanzas, te encuentras a los actores caminando. Están tan cerca, que sientes que esa cuchilla que va a atravesar su piel también podría cortar la tuya. Con cada paso construyes la historia de Macbeth. Eso busca Cázame, que cuenta la vida de una familia mafiosa que transforma por completo el teatro de Casa Ensamble. El esfuerzo detrás del montaje es indiscutible; el trabajo artístico es hermoso y el papel de los actores es emocionalmente desgastante. Al final, sin embargo, es difícil llevar el hilo, conectarse con los personajes y encontrar un sentido al recorrido. Pero vale la pena verla, para atreverse a vivir una experiencia diferente y, sobre todo, para tener el placer de ver de nuevo a María Cecilia Botero en acción.

Cázame me ha dado la oportunidad de experimentar otra forma de hacer teatro a mis 47 años de carrera artística, de aprender de los talentos jóvenes y de reconciliarme de alguna u otra manera, con la profesión”, confesó la actriz a Cromos. 

Con motivo de este nuevo reto profesional, María Cecilia se le midió a pasar por nuestra Tómbola. Esto nos contesto:

 

Maria C1

 

La mejor cacería de su vida.

Cazar a mi marido (risas).

¿Cuál es el secreto de la eterna juventud?

No mirarse mucho al espejo para no ver las arrugas. 

¿Qué la hace llorar?

Las desilusiones, la deslealtad.

La mejor actuación de su vida.

La de ser mamá.

¿Qué le saca la piedra?

Las mentiras.

La última vez que rezó. 

No recuerdo.

¿Para qué sirven las máscaras?

Para poner barreras. 

¿Cuál es el colmo de María Cecilia Botero?

El colmillo que nunca me salió (risas)

¿Cuál sería el título de una obra sobre su vida?

La alegría de reír.

Un espectáculo que la haya dejado sin aliento.

Cázame.

¿Qué es lo que más admira de este personaje?

Su resolución por cumplir su objetivo.

¿Qué le parte del corazón?

Ver sufrir a mis seres queridos.

¿Qué quería ser cuando era una niña?

Soñaba con ser cantante.

Un agüero.

No recibir el salero.

Un truco para conservar la calma.

Respirar profundamente y contar no hasta 10 sino hasta 20.

¿Qué le quita el sueño?

Muchas cosas. Por ejemplo, en estos momentos, la obra. 

¿Una tentación imposible de resistir?

Un chocolate. 

Un santo de su devoción.

El San...cocho será porque no soy muy devota (risas). 

Un olor que la regrese a la infancia.

Los buñuelos.

¿Para qué se tiene confianza?

Para todo.

Un día de su vida que repetiría.

El día que nació mi hijo. Sé que suena a cliché pero es la verdad.

¿Comedia o tragedia?

Comedia. 

¿A qué sabe su regreso a las tablas?

A tabaco. 

¿Por qué deberían ir a ver Cázame?

Porque es una experiencia que no se les va a olvidar nunca.