En Expoartesanías las víctimas del conflicto retratan su ancestralidad

En esta edición los emprendimientos de las víctimas del conflicto armado recogen la riqueza del patrimonio cultural de sus regiones.

Fotos: Cortesía

Como parte de su proceso de reparación integral, la Unidad para las Víctimas apoya la participación de ocho emprendimientos de víctimas de diferentes regiones del país que buscan rescatar y conservar las tradiciones ancestrales de su comunidad en Expoartesanías. Este espacio hace parte de la estrategia de pedagogía social de la dirección general de la Unidad en alianza con Artesanías de Colombia.

Ángela Mavisoy, del pueblo Kamëntsa del Alto Putumayo, participa en esta feria con la marca familiar Arte ancestral, en la que rescatan la historia de su pueblo por medio del tejido tradicional, así lo explica: 

“Buscamos fortalecer la ancestralidad con nuestras artesanías, nos hemos enfatizado en trabajar con chaquiras las máscaras talladas en madera con gestos del proceso de colonización. La comunidad fue muy atropellada y la única forma de expresarse que tenían en ese tiempo era por medio de gestos ya que tampoco podían hablar en su lengua. Ahora hemos ido implementando nuevas técnicas artesanales, pero queremos mantener la simbología ancestral como la ranita, el sol y el río”.

Los Kamëntsa hablan su propio dialecto y luchan permanentemente por mantener su tradición oral, las personas mayores son tratados como “tíos” o “tías” por respeto y por ser sinónimo de sabiduría.

La creatividad, pluralidad e identidad construida con las manos de las víctimas del conflicto armado son muestra de la capacidad que tiene el arte para transformar los entornos y dignificar la memoria de los sobrevivientes.

La conexión con lo étnico, lo folclórico y lo mágico convierten estas piezas artesanales en un relato social que recoge la riqueza del territorio colombiano. La relación con la naturaleza, la palabra y los entornos habitados son una muestra de la resistencia de las víctimas por preservar sus tradiciones.

El director de la Unidad para las Víctimas, Ramón Rodríguez Andrade, resaltó la participación de las víctimas en este espacio y la importancia de contar con un lugar en el que estas puedan mostrar su proceso de reparación y capacidad de resiliencia.

“Es el tercer año de participamos en Expoartesanías con las víctimas, construyendo país y buscando que cada día los recursos que se le entregan a las víctimas sean aprovechados para generar ingresos y mejorar sus condiciones de vida, generando capacidades en sus núcleos familiares”, expresó el funcionario.

Dora Sánchez es de Santa Rita Ituango, actualmente vive en Barranquilla y desde hace seis años creó su marca Grass Accesorios SAS, en compañía de su hija Gina Grass. Sus diseños están inspirados en la naturaleza colombiana, principalmente en las heliconias, claveles, orquídeas y margaritas, y para su fabricación utiliza tejidos en mostacillas checas, cristales de murano, perlas y bronce martillado con enchapes de oro.  Para esta ocasión, Dora y Gina trajeron joyas que rescatan las formas tradicionales de las tejas de hormigón.

“Nosotros pasamos de ser víctimas a ser emprendedores, hemos salido adelante con nuestros productos, cada uno de ellos les ofrece a las personas que los compran la posibilidad de llevar una historia en cada pieza artesanal”.

El lema de este año en Expoartesanías deja en evidencia que las víctimas y artesanos de Colombia están “hechos de creatividad”.

Temas relacionados

 

últimas noticias