Evan Rachel Wood se autolesionaba cuando su pareja abusaba de ella

Hace unos años confesó que fue violada dos veces. Ahora muestra las fotos de esos días en los que estaba demacrada y frágil. Quiere crear conciencia.

Evan Rachel Wood se autolesionaba.
Getty

"El hombre que decía que me amaba me violó creyendo que estaba inconsciente –confesó la actriz, conocida por su papel en 'Westworld', frente al Capitolio de Washington para pedir un cambio en la legislación estadounidense–. Los abusos comenzaron poco a poco, pero se intensificaron con el tiempo. Me ataba las manos y los pies para ser torturada mental y físicamente hasta que mi abusador sentía que había quedado probado mi amor por él. Mientras estaba atada y era golpeada realmente creí que podía morir. No solo porque él me decía ‘podría matarte ahora mismo’, sino porque en ese momento sentí que había abandonado mi cuerpo y tenía demasiado miedo de huir”.

Wood presentó este doloroso testimonio hace un año. También aseguró que esa primera experiencia llevó a que fuera violada por otro hombre más adelante: “Debido a este abuso, cuando otro atacante me tiró al suelo en un almacén cerrado de un bar, mi cuerpo instintivamente supo qué hacer: desaparecer, adormecerse, dejarse ir. Haber sido víctima de abusos y violaciones con anterioridad hizo que fuera más fácil que me volvieran a violar, no al revés”.

Ahora, en el mes de la mujer, ha decidido publicar en Twitter las fotos de esos días en los que tenía miedo de morir y, a la vez, de denunciar. Quiere que la gente se dé cuenta de que, aunque parecía que ella se encontraba bien, en realidad no lo estaba, y debido a los traumas psicológicos que le quedaron, probablemente aún no lo esté.

“Después de dos años de estar en una relación abusiva decidí autolesionarme. Cuando mi abusador me amenazaba o me atacaba, yo me cortaba la muñeca para desarmarlo. El abuso se detenía, pero solo temporalmente. En ese punto, estaba desesperada y necesitaba que se detuviera, pero estaba demasiado aterrada para irme. #NoEstoyBien

 

Luego agregó otro trino: “El día de esta sesión de fotos, estaba tan débil por mi relación abusiva. Estaba demacrada, deprimida de gravedad y no me podía sostener de pie. Caí en una piscina de lágrimas y me mandaron a casa”. #NoEstoyBien

 

Wood todavía carga con las secuelas psicológicas que le dejaron los abusos. En el Capitolio, hace un año, reveló: “Siete años después de las violaciones, me diagnosticaron un trastorno postraumático que llevaba arrastrando durante mucho tiempo. Pensaba que me estaba volviendo loca; me autolesionaba y tuve dos intentos de suicidio hasta que ingresé en un psiquiátrico”.

Ahora es una de las voces más activas de Hollywood a la hora de hablar de abuso sexual y de defender los derechos de la mujer. Aunque hizo su denuncia hace un tiempo ya, no pretende quedarse callada. Necesita recordarle al mundo lo que le ocurrió como una forma de trabajar para que a nadie más le vuelva a pasar.