Publicidad
Redacción Cromos / 12 Dec 2014 - 5:38 p. m.

'La Prueba', el sabor de Colombia en una cuchara

Este es el primer reality colombiano de cocina que se produce y se transmite en la televisión abierta. CROMOS habló con sus protagonistas, para quienes el gran reto es otorgarle a la cocina nacional el estatus que se merece.

Redacción Cromos

'La Prueba', el sabor de Colombia en una cuchara
'La Prueba', el sabor de Colombia en una cuchara
'La Prueba', el sabor de Colombia en una cuchara

La alimentación es la red social más grande del mundo. Comer es el acto más íntimo de un ser humano consigo mismo, ahora imaginen a varias personas sentadas a la mesa. Son dos actos reunidos en uno solo, que ocurren a diario y del que apenas nos damos cuenta. Comer no es solo una gigantesca red social; es una de las maneras de tener contacto con la tierra que pisamos. Así piensa Juan Manuel Barrientos, uno de los mentores de La prueba, el reality que por estos días tiene la responsabilidad de superar los diez puntos de sintonía con que se mantuvo durante su primera semana de emisión (el promedio de La Voz Kids era catorce). A Barrientos la reflexión le sale de un tirón, como si la estuviera leyendo por primera vez en su cabeza. Habla con pasión y, quizás por su estatura, aparenta menos de los 32 años que tiene. Es el gerente y fundador del restaurante El Cielo. Hoy, sin proponérselo, carga sobre sus espaldas la responsabilidad de cautivar a los televidentes haciendo lo que más sabe: cocinar. Es uno de los tres chefs con los que se las ven los veintiún participantes que aspiran a ganar el concurso. 

La misma propiedad con la que habla para CROMOS cautivó a la dirección de entretenimiento y grandes formatos del Caracol Televisión, encargada de armar y montar el reality. Su falta de cancha frente a las cámaras no fue impedimento para que el productor Sebastián Martino se fijara en él. «En el casting hablamos durante dos horas y me impresionó su espontaneidad», dice Martino, quien también hizo parte del equipo que realizó Colombia’s Next Top Model, Gran hermano, El aprendiz y Desafío. La prueba es una versión de The Taste, el reality alemán que ha enamorado públicos de varias latitudes. En Estados Unidos va en su tercera temporada, mientras que en Colombia será literalmente una prueba para un televidente que no está acostumbrado a ver sartenes, cucharas e ingredientes en horario prime time. «A diferencia de Master Chef, nos gustó The Taste porque incorpora elementos modernos. Sentimos que está dentro de los estándares que estamos acostumbrados a brindarles a los televidentes. Lo adaptamos a nuestro tiempo, a la idiosincrasia colombiana», explica Martino. 

 

_RAM5529
Guillermo Vives es el presentador de La prueba. De momento, competirá en solitario en su género porque RCN tiene pensado estrenar la versión colombiana de Master Chef en la primera mitad del 2015.
 

 

En la cocina de La prueba, a Barrientos lo acompañan Leonor Espinosa y Catalina Vélez. Cada uno fue elegido mentor por una razón específica. «Leonor Espinosa rescata los valores de la cocina colombiana, Catalina es una investigadora de los orígenes de la comida con experiencia en televisión y Juan Manuel es la nueva cara de la gastronomía colombiana», manifiesta Martino. «La idea es que cada uno de manera muy personal dé su opinión acerca de un plato y ellos son los mejores». A los tres y a los participantes los modera el actor y presentador Guillermo Vives. El samario no dudó cuando le ofrecieron la oportunidad de conducir este proyecto. «En La prueba lo que importa es el sabor que puedan dejar plasmados en una cuchara. Hay todo tipo de concursantes: amas de casa, cocineros, dueños de restaurante, aficionados, estudiantes de cocina, empleadas del servicio doméstico. El único requisito es que seduzcan a los mentores con sus preparaciones».

Por su parte, a Barrientos lo motivó a apostar por este ambicioso programa un convencimiento. «Con La prueba habrá una revolución gastronómica en Colombia. Ahí realmente se ve la democracia de la sazón. Por fin se abre un espacio de visibilización de la comida colombiana», comenta el paisa. Algo que comparte Vives: «Los chefs y restauranteros del país deben unirse para convertir a Colombia en un destino gastronómico como son Perú y México. La prueba afirma esta idea». Al menos en sintonía, el programa parece estar “pasando la prueba”. El primero de diciembre, ocupaba el segundo lugar detrás de Niche. Pero más allá del rating, falta ver si un ensayo como este logra su objetivo primigenio: darle a la comida colombiana el estatus que se merece. 

Síguenos en Google Noticias