Las escenas de ‘The Crown’ que indignan al príncipe Carlos de Gales y a la Casa Windsor

Noticias destacadas de Vida Social

La cuarta temporada de ‘The Crown’, una de las series con mayor prestigio de Netflix, no ha gustado nada a la familia real británica, principalmente al príncipe Carlos de Gales.

La relación entre el príncipe Carlos de Gales y Diana de Gales aspiraba a convertirse en uno de los temas más controvertidos de los nuevos capítulos y ha cumplido con las expectativas, pues ha provocado una gran indignación en la Casa Windsor. Especialmente molesto está el heredero a la Corona, indignado no solo con el tono general con el que la serie presenta su figura y su relación con Lady Di, sino especialmente con dos escenas de la serie del director Peter Morgan.

Te puede interesar leer: ¿Es real el baile de Lady Di al príncipe Carlos en The Crown?

Aunque en Buckingham siempre han querido mantenerse al margen de la representación de la familia real en la serie de Netflix, este silencio ha sido roto con la llegada de uno de los temas más espinosos para los Windsor: Lady Di. Amigos cercanos a Carlos de Gales han denunciado que la cuarta temporada muestra un retrato “erróneo” de la fallida relación entre el heredero y la joven Spencer.

“No hay ninguna intención de contar una historia cuidadosamente matizada, todo es muy bidimensional”, comentaron fuentes cercanas al príncipe, según Daily Mail. “El público no debe dejarse engañar pensando que esta es un relato preciso de lo que realmente sucedió”, agregaron estas fuentes que lamentan la falta de sensibilidad de la serie al abordar hechos dolorosos que aún no han cicatrizado.

El heredero, que este pasado sábado 14 de noviembre cumplió 72 años, está muy a disgusto con la representación que hace la serie protagonizada por Olivia Colman de su persona y de su matrimonio. Entre los pasajes que han molestado especialmente al príncipe están algunos en los que agrede verbalmente de su esposa o en el que Diana confronta a la Reina y a Carlos en la Catedral de San Pablo. Otro aspecto que le ha molestado, es que la serie sugiere que el idilio entre Carlos y Camila Parker Bowles continuó durante su noviazgo con Diana y posterior boda.

Te puede interesar de leer: Los duques de Cambridge pierden a una de sus mascotas

Pero ha habido dos escenas concretas que, según el medio británico, han indignado especialmente al Príncipe Carlos de Gales. La primera está relacionada con la muerte de lord Mountbatten (Charles Dance). En la ficción, el conde le envía una carta poco antes de morir en un atentado perpetrado por el IRA. En dicha epístola, Mountbatten comunica a Carlos su decepción por seguir manteniendo una aventura con Camila Parker Bowles (Emerald Fennell) y no cumplir con su deber de encontrar una esposa.

En ese mismo episodio, en la última conversación entre el tío de Felipe de Edimburgo y el heredero a la corona, Carlos (Josh O’Connor) le recriminaba a su tío abuelo favorito su comportamiento, tachándolo de “traidor”. Es más, el capítulo insinúa que fue el asesinato del conde lo que provocó que el príncipe decidiese sentar la cabeza y buscar una ‘candidata ideal’.

Lo cierto es que no consta que entre lord Mountbatten y Carlos de Inglaterra hubiera habido tales fricciones en los días previos a la trágica muerte del conde, a quien el príncipe de Gales consideraba prácticamente como su abuelo. Tampoco hay evidencia de la existencia de una misiva de Mountbatten recriminándole a Carlos no haberse casado aún, como tampoco desaprobando su idilio con Camila.

Aunque coinciden en fechas, tampoco se considera que el noviazgo de Diana haya sido una consecuencia de la muerte de Mountbatten. Todo esto sería, por tanto, una licencia artística de la serie para hacer el relato más atractivo. Transgresiones propias de toda ficción no documental, pero que no han sentado nada bien en Buckingham.

Te puede interesar leer: El día en que Lady Di enfrentó a Camilla Parker, amante del príncipe Carlos

La otra escena que, según el círculo cercano del príncipe comentó a Daily Mail, ha molestado mucho a Carlos es en la que, en 1990, el duque de Edimburgo (Tobias Menzies) amenaza gravemente a Diana (Emma Corrin), cuando esta deja de hablar a su marido.

Esta secuencia ha hecho “un daño especial” a Carlos, quien considera la licencia artística de “insidiosa”, debido a que no hay evidencia alguna de que se haya producido. Además, su círculo cercano considera que esto alimenta las teorías de la conspiración relacionadas con la trágica muerte de Diana, quien falleció en un accidente de coche el 31 de agosto de 1997 en París mientras era perseguida por unos fotógrafos.

“UNA VERSIÓN DOWNTON ABBEY DE LA FAMILIA REAL”

Por otro lado, a Carlos tampoco le ha hecho gracia que la serie sugiera que el idilio que hubo entre él y Camila continuase durante su noviazgo con Diana y posterior boda, como tampoco un supuesto enfrentamiento que hubo entre Lady Di y la Reina en la catedral de San Pablo, algo que, parece ser, no ocurrió.

La polémica también ha llegado a los biógrafos de la Casa Real. Sally Beddel Smith, una de las biógrafas de la familia, considera que ‘The Crown’ es “una obra de ficción y el nivel de invención ha ido creciendo a cada temporada”.

“Si bien, las entregas anteriores eran piezas de época, la actual es historia reciente, lo que hace que sea más cruel a la hora recrearla”, señala, acusando a Peter Morgan ser “muy trumpista con sus hechos alternativos”. “El público no debe dejarse engañar, esta una versión Downton Abbey de la familia real”, zanja.

Por ahora el príncipe Carlos y la duquesa de Cornualles, Camilla Parker, luego del estreno de la temporada de ‘The Crown’ han optado por restringir los comentarios en su cuenta de Twitter, de tal manera que nadie a quienes ellos no siguen podrá dirigirse a la pareja en esta red social, ya que estuvieron recibiendo menciones poco cordiales y hasta insulto por parte de los seguidores de la princesa Diana debido a las escenas que se presentaban en la cuarta temporada de la serie que dirige Peter Morgan.

Comparte en redes: