Ángela María Robledo: ¿por qué el Consejo de Estado le quitó la curul en la Cámara?

hace 8 horas

Un sociólogo catarí enseña cómo hay que pegarles a las mujeres según el islam

Lo hace a través de un video de Youtube en el que explica que los golpes no han de dejar moretones pero deben hacer sentir la masculinidad y la fuerza de los maridos.

Un sociólogo catarí enseña cómo hay que pegarles a las mujeres según el islam
El islam es una de las religiones más cuestionadas por su carácter patriarcal.Captura de pantalla del video de Youtube

"Debemos entender que el hombre es el líder del hogar –dice el sociólogo Abd Al-Aziz Al-Khazraj Al-Ansari en el video que cualquiera puede ver en youtube–. El líder tiene autoridad, como el gerente de una compañía. El líder del hogar puede disciplinar a su esposa para que la vida pueda avanzar. Hay que pegarle solo para disciplinarla, por amor". Acto seguido, le muestra a un niño la forma correcta de golpearla.  

El hombre aclara que primero hay que hacer es advertirle a la mujer que está haciendo algo mal y una vez que la esposa replique, hay que darle pequeños golpes en los brazos porque el islam prohíbe otro tipo de golpes. "El profeta prohibió los golpes en la cara. Abofetear, golpear la cabeza o darle un puñetazo en la nariz está prohibido. Con algunas mujeres amonestarlas no servirá y lo único que ayuda es golpear".

El islam es una de las religiones más cuestionadas por su carácter patriarcal, sin embargo, hay  expertos que explican que el problema no está en los textos sagrados sino en la interpretación que se hace de ellos.

“En la Arabia preislámica las mujeres carecían de reconocimiento jurídico y eran consideradas inferiores a los varones –escribe Juan José Tamayo, director de la Cátedra de Teología y Ciencias de las Religiones de la Universidad Carlos III de Madrid, en el diario El País de España–. Era tal la ofensa que suponía el nacimiento de una niña en aquella sociedad, que algunos padres llegaban incluso a matarla al nacer. En un clima así, el Corán supone un avance importante, ya que considera a las mujeres sujetos y les reconoce los mismos derechos y deberes que a los hombres, como demuestra el lenguaje inclusivo de este texto: "Dios ha preparado perdón y magnífica recompensa para los musulmanes y las musulmanas, los creyentes y las creyentes, los devotos y las devotas, los sinceros y las sinceras, los pacientes y las pacientes, los humildes y las humildes, los que y las que dan limosna, los que y las que ayunan, los castos y las castas, los que y las que recuerdan mucho a Dios" (33, 35).

Después de leer estas líneas, parece contradictorio encontrarse con otro fragmento del texto sagrado que dice: “Los hombres tienen autoridad sobre las mujeres en virtud de las preferencias que Dios ha dado a unos más que a otros y de los bienes que gastan. Las mujeres virtuosas son devotas. Y cuidan, en ausencia de sus maridos, de lo que Dios manda que cuiden. ¡Amonestad a aquéllas que temáis que se rebelen, dejadles solas en el lecho, pegadles! Si os obedecen, no os metáis con ellas" (4,34).

Al leer este párrafo se entiende de dónde surge la interpretación que hace el sociólogo en su video. Sin embargo, Juan José Tamayo explica que existen teólogas feministas musulmanas que creen que los textos que justifican el sometimiento de la mujer al varón deben entenderse en sentido metafórico y que la traducción "¡pegadles!" resulta incorrecta.

“Al expandirse el islam fuera de la Península Arábiga –agrega Tamayo–, se incorporaron costumbres discriminatorias de las mujeres contrarias al texto sagrado y se introdujeron en la Ley Islámica. Es precisamente esta ley la que debe ser revisada –e incluso derogada–, a la luz de los derechos humanos y desde la perspectiva de género. En esa dirección va el feminismo islámico que lucha por recuperar la tradición igualitaria de los orígenes y por liberar a las mujeres de las costumbres patriarcales que tienen a las mujeres sometidas y excluidas de los espacios de responsabilidad en la religión, la cultura, la política, el ejercicio de la ciudadanía y la vida cotidiana”.

Tamayo escribió esta columna hace diez años. El sociólogo Abd Al-Aziz Al-Khazraj Al-Ansari publicó su video hace aproximadamente diez días. Esto indica, entonces, que a las corrientes feministas del islam aún les queda mucho camino por recorrer para que las mujeres sean consideradas iguales y, en esa medida, respetadas.

 

 

últimas noticias