María Vesga Lema / 5 Jan 2022 - 11:02 p. m.

Valentina Latyna, una de las voces en inglés de “Encanto”, es bogotana

Su nombre es Valentina Vanegas pero es internacionalmente conocida como Valentina Latyna. Cuando estaba en el vientre de su mamá, apareció en El Chinche y actualmente es una reconocida actriz de doblaje. Su más reciente experiencia fue en Encanto, la película de Disney, que rinde homenaje a Colombia.
Actriz de doblaje
Cortesía

María Vesga Lema

"Encanto" es la película número 60 de Walt Disney Animation Studios que se narra en Colombia.
"Encanto" es la película número 60 de Walt Disney Animation Studios que se narra en Colombia.
Foto: Disney

Valentina es más rola que Monserrate pero hace 10 años está radicada en Los Ángeles, donde cada vez es más reconocida por su trabajo como voice over, o actriz de doblaje. Es la voz oficial en español de Whitney Houston y Eva Longoria, por nombrar algunas. También hace animados y videojuegos. Ha sido ganadora de dos premios SOVAS, considerados los Óscar de la voz y es parte de las voces de Encanto en inglés, la película de Disney que ha arrasado en taquilla en el mundo desde su estreno.

Te puede interesar: ¿La casa donde nació la reina Isabel II es ahora un restaurante chino?

¿Cómo es que actuaste desde el vientre de tu mamá?

Mi mamá, Rocío Mora, es actriz de televisión desde hace muchísimos años y hacía parte del elenco de Don Chinche. Obviamente no me acuerdo de la historia pero lo que ella me cuenta es que queda en embarazo de mí y los libretistas ajustan los libretos para el personaje con bebé, que era yo. Se puede decir que ese fue mi debut en televisión.

Pero, además, ¿estudias actuación?

Sí. Mi mamá me decía que debía estudiar algo que diera plata pero yo lo que quería era ser actriz y de las buenas, así que me inscribí en la Academia Superior de Artes de Bogotá, que es uno de los conservatorios para artistas y no solo de actuación, sino de música, danza y plástica más importantes de Latinoamérica. Terminé mi carrera después de 5 años pero me seguía faltando, así que me vine a estudiar cine a Los Ángeles.

¿Cómo terminas involucrada con el doblaje?

Fue, más o menos, como esas cosas que las mamás lo obligan a uno a hacer cuando chiquito. Lo veía como un juego pero terminó convirtiéndose en mi profesión y en lo que más me gusta hacer en la vida. En Colombia la industria del doblaje tiene una gran importancia pero mucha gente no lo sabe. Somos pilares no solamente a nivel Latinoamérica, sino a nivel mundial. Todas esas novelas que vemos de Turquía, por ejemplo, son dobladas en nuestro país.

¿Ahora doblas en inglés pero entiendo que cuando llegaste a Estados Unidos ni lo hablabas?

Cero. Yo era una muchacha de barrio. Llegué a Los Ángeles con mis ahorros de estudiante pero con la actitud guerrera y emprendedora de colombiana. En los dos primeros años me perdía en las calles y me tuve que enfrentar a muchas cosas pero yo me mantuve concentrada en mi propósito y el idioma lo fui aprendiendo y aún lo sigo mejorando. Cuando llegué yo era la voz de Food Network pero al poco tiempo me di cuenta que no podía grabar desde la casa. No tenía la tecnología y tampoco el dinero para pagar estudios, así que renuncié. Tampoco tenía palancas así que empecé como principiante, abriéndome campo, grabando cositas y me seguí preparando y las oportunidades fueron llegando.

¿Cuáles fueron esos primeros personajes famosos a los que le prestaste tu voz?

Para mí gran sorpresa Whitney Houston. De hecho tenía 16 años cuando la interpreté por primera vez, lo que lo hacía aún más raro porque tenía voz de niña y no de mujer, pero esa es la magia del micrófono. La doblé en entrevistas, películas y documentales. En todo menos en la cantada (risas). Luego vino Eva Longoria, una representante de la comunidad latina en Estados Unidos. Con ella tuve la oportunidad de hablar y le dije que yo la doblaba. Estaba muy emocionada y me preguntaba cómo sonaba su voz en español.

También puedes leer: Mitos y verdades de “alimentos que adelgazan”

¿Y terminas la carrera de cine?

Sí, lo hice, pero me seguía faltando y como ya estaba más involucrada con el trabajo de voice over y desde el mercado norteamericano, me inscribí a una especialización en la Universidad de California. Lo más interesante es que no solamente aplica para locutores sino para todo tipo de oradores como sacerdotes, empleados del zoológico, conferencistas, en fin. Aprendes también del cuidado bucal, con la comida... Una experiencia muy enriquecedora.

Has sido nominada y ganadora de premios muy importantes de la industria, ¿cuál consideras ha sido el más significativo?

Los premios son divertidos y creo que son importantes para la hoja de vida pero el solo hecho de haber sido la primera colombiana nominada a los SOVAS, que son los equivalente a los premios Óscar significó para mí un antes y un después en mi carrera. Fue sentir que los locutores no somos tan anónimos como yo creía. Normalmente uno no piensa quién es la voz del comercial de leche o del champú y el haber recibido esa nominación, significó un reconocimiento a mi trabajo y el hacerme creer que podía crear empresa.

¿Cuándo pasaste de ser Valentina Vanegas a Valentina Latyna?

Cuando llegué a Estados Unidos necesitaba aprender inglés, entonces empecé a interactuar mucho con norteamericanos para agarrar el idioma lo más pronto y el nombre de Valentina no les resultaba muy familiar. Me asociaban con la fiesta de San Valentín. Me decían ‘la latina ‘y como era más fácil para ellos y yo quería abrirme campo, me hice llamar Valentina Latyna, pero en Colombia muchos de los créditos de doblaje que hice de niña y jovencita es con el Valentina Vanegas.

Te convertiste en profesora de doblaje, ¿Se pueden tomar clases contigo?

Hablando de las casas líderes de doblaje en Colombia no puedo dejar de mencionar a Centauro Comunicaciones, fundado por Gustavo Nieto Roa, director de cine increíble y un ser humano maravilloso. Fue donde yo me formé, y no podía hacer nada distinto a devolverles el favor. Me preguntaron si me le medía a unas clases virtuales porque justamente coincidió con el tiempo de pandemia, y ha sido una experiencia que me produce mucha alegría. Hay mucho talento pero también es muy importante prepararse. Para mí la formación actoral es primordial en el doblaje. Voy a estar en la próxima versión del Festival Iberoamericano de Teatro que se realizará en Cali dictando una clase por si se animan a pasar por allí.

¿Cómo lograste ser una de las voces en inglés de Encanto?

El día que inició la grabación era el día de mi cumpleaños, y fue el mejor regalo que pude recibir, aunque el proceso fue super misterioso. No estaba segura de haber sido seleccionada porque el casting había sido cuatro meses atrás. Muchos de los que también doblaron pasaron hasta por 6 audiciones diferentes. El requisito era ser colombianos. Disney quería que la historia en inglés fuera doblada por colombianos, y fuimos no el elenco principal de la familia Madrigal pero sí todo el reparto en los diferentes ambientes que se ven a lo largo de la película. Hubo sentimientos encontrados porque si bien te muestran la realidad violenta de nuestro país con el tema del desplazamiento también nos regala un mensaje de esperanza. Tampoco imaginábamos el éxito que ha tenido, pero sin duda, lo más bonito, es que esta película colombianísima está tocando las fibras de muchas personas alrededor del mundo.

Te invitamos a leer: Euphoria, Stranger Things y otras 4 series que podremos ver en 2022

Recibe alertas desde Google News