Rachel Weisz y Daniel Craig, camuflados en Nueva York

A los actores, casados desde el año pasado, les queda fácil lleva una vida normal.

Rachel Weisz y Daniel Craig, casados desde 2011, les resulta fácil llevar una vida normal en Nueva York sin ser reconocidos por sus admiradores, sobre todo porque el popular actor tiene un don para ocultar su identidad.

"Nunca me he tenido que preocupar por ser reconocida. Daniel se camufla solo con un sombrero. Intentas caminar rápido para ir al trabajo. Vivir en Nueva York es mucho más fácil. Yo nunca he sido de las que van a restaurantes que están de moda. Como madre, prefieres acostar a tu hijo y darte un buen baño caliente porque estás agotada", declaró Rachel, madre de un niño de seis años con su expareja Darren Aronofsky.

Weisz insiste en que su papel en "El legado de Bourne" demuestra que es mucho más dura que su marido, ya que tuvo que hacer de especialista en la película.

"Las similitudes entre Daniel y Jeremy [el nuevo Bourne] es que ambos son muy buenos actores. ¿Si son los dos tipos duros? Supongo que ambos intentan parecerlo. En las películas de 'Bourne' la política es que debes rodar tus propias escenas, lo que hace que la historia sea más realista. Todo el esfuerzo físico fue abrumador y excitante a la vez, te hace más dura. Tuve que correr mucho y rodar varias escenas de especialista que no esperaba hacer. Sientes que puedes manejarte bien en situaciones difíciles después de trabajar en una película así", declaró al periódico The Sun al preguntarle sobre su Craig, que repite por tercera vez como James Bond en "Skyfall", y su compañero de reparto Jeremy Renner.

Temas relacionados