Alberto Gamero: "Los técnicos no cumplen ciclos"

El samario de 47 años, que dirige al club ajedrezado desde 2006, habla sobre la final de mañana contra Millonarios.

“Suena raro, pero es real: En el 88 estaba sudando la camiseta para darle esa estrella a Millonarios, club del que soy hincha. Pero ahora estoy luchando para que Millos no obtenga otro trofeo. Esa es la paradoja del fútbol. Hoy estoy pensando en cómo armar al Chicó para que gane el título de Copa Colombia”, dice el samario de 47 años Alberto Gamero, DT de los ajedrezados.

Aquel aguerrido marcador de punta integró la nómina que ganó el último título para Millonarios en Colombia. Mañana a las 7 de la noche en Tunja lo enfrentará en el juego de ida de la final de la Copa Colombia, tras eliminar a Atlético Nacional en la semifinal.

¿Se convirtió el Chicó en la bestia negra del Nacional?, pues lo eliminó de la Copa y le sacó un empate en Liga sobre la hora.
Estamos felices porque también conseguimos un empate por Liga. Asimismo, hay un sentimiento de responsabilidad, pues estamos a punto de afrontar una final, después de haber dejado a un grande: Nacional.

¿Debió poner a los suplentes el domingo contra Nacional, como Millos lo hizo contra Quindío?
Aquí juegan los que están bien. Galicia y Mostacilla no lo hicieron porque estaban suspendidos; si no, habrían estado. Así tuviera una nómina amplia, hubiera puesto a los titulares. Entre más ritmo tengamos, mejor.

¿Entonces el cansancio físico no será problema para la final?
No. Es un juego importante para el departamento. Queremos conseguir por primera vez este título. Nosotros vamos a salir a ganar. No importa que sea hincha de Millonarios o que haya ganado como jugador el título del 88 con este club. Nada impide que yo quiera ser campeón.

No le ha ido bien al Chicó en su casa este semestre. ¿Qué hacer?
De locales nos falta concretar, porque creamos muchas opciones y no entran. Queremos que en Tunja esta vez podamos anotarlos y después sumar en Bogotá.

¿El arbitraje será otro rival que tendrá que enfrentar su equipo?
No sé. El domingo yo no peleé por mal arbitraje, sino porque me expulsaron injustamente. Yo quiero que la comisión analice esto, que digan por qué Peñuela se limpió con un pañuelo al hablarle. Creo que es una burla, pero no sé de qué clase. Los jueces a veces nos tratan como a un trapo sucio a los técnicos. Fue un irrespeto.

¿Los jueces tienen algo contra usted o contra el club?
Yo no sé, hay que preguntárselo a ellos. No sé qué tendrá contra mí Peñuela, quien me ha expulsado ya dos veces. Pero sí es verdad que el Chicó se ha visto perjudicado por este tema. En la última fecha contra Cúcuta el semestre pasado, todo el país vio que no fue penalti y quedamos eliminados. En 2008 en la final contra América, también tuvimos problemas. No sé qué pasa.

¿A qué se debe que con nóminas limitadas, Chicó siempre dé la pelea?
No demerito el trabajo de la parte administrativa, porque son muy organizados. Pero en el aspecto deportivo yo he hecho cosas importantes, buenas presentaciones. Por eso dirijo tranquilo.


¿Qué piensa de que usted suene como candidato para reemplazar a Eduardo Lara en la selección sub-20?

Todos trabajamos para estar algún día en la Federación. Es el sueño de todos los técnicos. Si se da, sería un orgullo para mí. Pero no me han llamado. Por ahora es pura prensa, pura especulación.

Alguna vez dijo que se identificaba con Alex Ferguson, ¿por qué?
Nosotros estamos cansados de decir: ‘fulano cumplió su ciclo en el equipo’. Los técnicos no cumplen ciclos. Eso se debe juzgar por los buenos o malos resultados. Mientras usted responda en la tabla, no se puede decir que cumplió un período. Eso lo tiene Ferguson. Él está ahí por títulos y resultados, no porque sí.


¿Entonces quiere estar muchos años en el Boyacá Chicó, como Ferguson en el Manchester?

Yo siempre lo he dicho: uno trabaja para ir escalando. Lo he hablado con los directivos de acá, y si aparece una oferta mejor que la de Boyacá Chicó, la estudiaremos. Pero por ahora, acá sigo.

¿Le gustaría dirigir a Millonarios?
Sí, porque soy hincha y jugué allí. Además, cualquier DT quiere dirigir a Millonarios, también a Santa Fe o a Nacional. Porque son equipos organizados, con más recursos para trabajar.

¿Tienen algún significado sus manillas?
Las tengo desde que jugaba en la selección Magdalena en el 80. Además, mis dos hijas, una de 19 y otra de 14, me las regalan y hasta ellas mismas las hacen para mí. Por eso tienen un valor especial.


¿Así como el corte de cabello?

Nosotros pusimos esa moda del afro. A veces me lo repico (cortar) pero no me lo corto todo ni por el berraco, así me ofrezcan toda la plata del mundo. Al fin y al cabo, el dinero hay que buscarlo y no que te lo regalen.

 

últimas noticias