España-Rusia, una cita con la historia

Hace 44 años España y la Unión Soviética jugaron la final de la Eurocopa en el estadio Santiago Bernabéu de Madrid.

Ante más de 125 mil personas, la selección ibérica se impuso 2-1 y conquistó el que hasta ahora es su único título internacional en la categoría mayores.

Veinte años después, contra Francia, en París, España disputó su segunda final, pero cayó 2-0 frente al equipo anfitrión.

Y en esta edición, en la que jugará hoy la semifinal ante Rusia, tendrá la gran oportunidad de volver a levantar una copa y quitarse de una vez por todas esa fama de selección de juego bonito, grandes jugadores pero incapaz de ganar en las instancias decisivas.

Rusia, por su parte, es la heredera futbolística de la Unión Soviética, primera campeona del torneo, en 1960, y tres veces más subcampeona, en 1964, 1972 y 1988.

Ahora podrá lograr su primera figuración en una final internacional como Rusia y por eso sus jugadores, liderados por el técnico holandés Guus Hiddink quieren dejarlo todo en la cancha. “Éste es un equipo joven, con poco experiencia, pero con un estilo de juego muy claro, España no nos superará fácilmente”, dijo, por su parte, Andrei Arshavin, el número 10 ruso, una de las figuras del torneo.

El arquero ibérico, Iker Casillas, señaló al respecto que “nosotros todavía no hemos ganado nada. Hicimos una buena primera ronda y vencimos a Italia en los penaltis, pero si queremos pasar a la historia debemos llevarnos la copa a casa”.

El ganador del partido, que será transmitido desde la 1:45 p.m. por Caracol Televisión y Espn, enfrentará el próximo domingo a Alemania, en el estadio Ernst Happel de Viena.