A estirar la ilusión

La selección de Colombia defenderá en el Monumental de Lima, el cuarto lugar de la eliminatoria. En las dos pasadas eliminatorias, la necesidad se vestía de amarillo, azul y rojo para visitar a Perú en el estadio nacional de Lima. Y en ambas ocasiones, esa presión extra surtió efecto positivo porque el seleccionado colombiano extrajo los seis puntos que le permitieron en su momento enderezar el rumbo y mantener opciones de clasificación que al final se quedaron en sólo eso.

Ahora, la tricolor llega con viento en su camiseta a la capital peruana después del buen arranque de la fase premundialista hacia Sudáfrica 2010 que la mantiene invicta, con ocho puntos de 12 disputados y parcialmente clasificada a la justa orbital. Situación opuesta a la que afronta su rival de turno, que es penúltimo con apenas dos unidades y además, llega golpeado en lo futbolístico y anímico después de caer goleado en su más reciente amistoso frente a México en Chicago (4-0).

Consciente de la presión que recaerá en los dirigidos por Del Solar esta noche después de las ocho en el Monumental de Ate, Jorge Luis Pinto, a diferencia de las primeras cuatro presentaciones en la actual eliminatoria, parece apostarle a un planteamiento ofensivo que se ampara en un enganche definido como Macnelly Torres, para que alimente a los dos puntas, Edixon Perea y Hugo Rodallega, quienes a su vez son los goleadores en su era, con cinco goles cada uno, aunque todos en amistosos.

No obstante, el seleccionador nacional tomará las respectivas precauciones y por eso a lo largo de la semana en Rionegro, le encomendó al mediocampista barranquillero que una vez la pelota esté en poder del rival, se retrase unos metros para conformar una línea de cuatro junto a Guarín, Vargas y Sánchez, para evitar la proyección de los peruanos por los costados de la cancha que tal vez, es la principal arma de los incas.

En defensa, la única duda que mantuvo hasta el final fue la de utilizar a Camilo Zúñiga en lugar de Rubén Bustos por el lateral derecho, pero se decidió por este último al tener más aplicación en la marca y también para contar con el recurso de la pelota quieta que ya le ha dado resultados en la eliminatoria. En consecuencia, Cristian Zapata, Wálter Moreno y Estiven Vélez, complementarán la zaga que estará respaldada por Agustín Julio en el arco.

Con estos 11 hombres, Pinto espera salir victorioso o, en el peor de los casos, con un punto al menos de la capital peruana, un buen negocio según Freddy Grisales, uno de los dos sobrevivientes junto a Fabián Vargas, de la más reciente confrontación eliminatoria contra los peruanos: “Firmo ya los dos empates en Lima y Quito, porque por si no se acuerdan, en las pasadas eliminatorias nos quedamos afuera por un gol y por un punto, así que acá sumar vale oro”.

Aquel 31 de marzo de 2004, Colombia se impuso 2-0 y uno de los goles fue obra de ‘Totono’ –el otro lo marcó Frankie Oviedo–, quien en el campo o en la banca, confía, como toda la selección, en dar otro paso en firme, o mejor, tres más, hacia el continente negro.

Perú no gana de local

La selección peruana ha jugado dos partidos en casa en la presente eliminatoria y ambos los empató. Primero contra Paraguay, el 13 de octubre de 2007 (0-0), y luego el 18 de noviembre frente a Brasil (1-1). Además, junto a Colombia, es la más indisciplinada con 14 amarillas recibidas.

El invicto colombiano

La tricolor completa 27 años sin perder en Lima por torneos premundialistas. Siete partidos han disputado los nuestros en la capital peruana por fases de clasificación, de los cuales ha ganado tres, empatado igual número y perdido sólo uno (agosto 16 de 1981, 2-0).