Así se vengaron los brasileños de las burlas argentinas por el 7-1