Michael Johnson devolverá medalla de oro

El quíntuple medallista de oro estadounidense Michael Johnson informó este martes que devolverá la presea dorada obtenida en la posta 4x400 en los Juegos Olímpicos de Sydney 2000, porque la considera "sucia", luego de que algunos de sus compañeros de aquella competencia fueran acusados de dopaje.

En una declaración al diario británico 'Daily Telegraph', Johnson sostuvo: "Sé que esa medalla no fue ganada de un modo legal y que es sucia. La devolveré porque no la quiero. Me siento engañado, traicionado y defraudado".

Esta declaración de Johnson llega luego de que Antonio Pettigrew testificara en el juicio contra el entrenador Trevor Graham y confesara haber suministrado hormonas de crecimiento humano y sustancias de dopaje a los estadounidenses desde 1997.

Asimismo en la decisión del plusmarquista de los 200 y 400 metros pesaron las suspensiones a Alvin y Calvin Harrison y Jerome Young, quienes también fueron integrantes de aquel equipo olímpico de Estados Unidos.

Young, que participó en las series clasificatorias pero no en la final de Sydney, dio positivo en un test previo a los Juegos pero fue autorizado porque las autoridades estadounidenses decidieron no tomar ninguna acción en su contra.

Por su parte Calvin Harrison resultó positivo por un estimulante en 2003 y fue suspendido por dos años, mientras que Alvin admitió haber utilizado estimuladores para mejorar su rendimiento y fue sancionado por cuatro años en 2004.