Atleta Semenya regresa a la competición

La sudafricana reapareció en público por primera vez, tras controversia de su sexo.

Por primera vez desde que se inició la controversia acerca de su sexo y justo después de que la Federación Sudafricana de Atletismo (ASA) anunciase que respaldaba la decisión de la IAAF de no dejarle competir, la atleta sudafricana Caster Semenya volvió a mostrarse en público para dejar claro que quiere regresar a las pistas, informa la prensa local.

La presencia de Semenya a última hora de la tarde de ayer en Stellemboch, donde se disputaba un certamen de las "Yellow Pages" no supuso declaración alguna por parte de la campeona mundial de los 800 metros lisos, que sigue sin hablar con la prensa desde que se convirtió en una de las revelaciones del atletismo mundial.

Todo lo que tenía que decir, que se resume en que volverá a competir, lo había anunciado antes en un comunicado.

"He sido sometida a un escrutinio abusivo e injusto que atenta contra los detalles más privados e íntimos de mi ser", decía el comunicado, en el que la atleta acusó a las autoridades deportivas de violar sus derechos elementales.

Aunque Semenya anunció a través de ese comunicado su regreso a la competición, ayer se limitó a contemplar desde el palco el desarrollo de las pruebas en las que no participó.

"Entiende que puede correr y quiere saber por qué se lo han impedido", dijo su abogado, Gregg Nott, citado hoy por el diario local "The Star".

Según el entrenador de la atleta, Michael Seeme, Semenya lleva meses entrenando al más alto nivel en el Centro de Alto Rendimiento de Pretoria, a la espera de que la IAAF le comunique el resultado de las pruebas para saber si puede competir y en qué condiciones.

Semenya ha expresado en el comunicado la frustración que le produce esta espera indefinida para conocer los resultados de los test acerca de su sexualidad, sobre los cuales la IAAF acostumbra a decir que pronto estarán listos.

Con todo, la atleta ha manifestando que seguirá colaborando con la IAAF, la cual ha optado por no pronunciarse sobre el caso y no ha confirmado ni negado diferentes rumores que apuntan a que la atleta tiene órganos sexuales de los dos géneros.

"Tengo la firme opinión de que no hay ningún impedimento para que participe en las competiciones de atletismo", afirmó Semenya, que lleva demasiado tiempo estancada en tierra de nadie.

Las sospechas acerca de la sexualidad de Semenya surgieron después de que la atleta sudafricana consiguiese, con sólo 18 años, imponerse en la final del Mundial con un espectacular margen de 2.45 segundos sobre la defensora del título, la keniana Janeth Jepkosgei, que cruzó la meta en 1:57.90.